F1: McLaren se retiró del GP de Australia por un positivo por Covid-19

El piloto inglés Lewis Hamilton (Mercedes), vigente campeón de la Fórmula 1, lamentó que la competición no reaccione a la crisis del coronavirus porque “el dinero es el rey”, reconociendo que está “muy sorprendido” de que no se haya suspendido todavía el Gran Premio de Australia.

El equipo McLaren anunció este jueves que no correrá el Gran Premio de Australia, primera prueba del Mundial de Fórmula 1 que se disputa este domingo, por el positivo por coronavirus de un miembro del equipo.

El miércoles se dio a conocer que uno de los trabajadores en Melbourne de McLaren se había sometido a pruebas por el Covid-19, que dieron positivo por este virus. Por ello, inmediatamente, el equipo inglés informó a la Federación Internacional del Automóvil (FIA) su renuncia a correr en la primera cita de la temporada.

“McLaren ha confirmado en la tarde de este jueves que se ha dado de baja del Gran Premio de Australia, a raíz del positivo por coronavirus que dio un miembro del equipo. Este fue controlado y se puso en aislamiento tan pronto cuando comenzó a mostrar los síntomas y ahora está siendo tratado por las autoridades sanitarias locales”, expresó el equipo en un comunicado.

Además, McLaren indicó que está “cooperando” con las autoridades australianas en sus “investigaciones y ayudas” y que está dando “apoyo” a su trabajador. “La decisión de retirarse se ha tomado en base a la obligación de cuidar no sólo a los empleados y socios de McLaren sino también al resto de competidores, aficionados y otras partes interesadas”, sentenció.

HAMILTON LAMENTA QUE LA F1 NO REACCIONE

En tanto, el piloto inglés Lewis Hamilton (Mercedes), vigente campeón de la Fórmula 1, lamentó que la competición no reaccione a la crisis del coronavirus porque “el dinero es el rey”, reconociendo que está “muy sorprendido” de que no se haya suspendido todavía el Gran Premio de Australia.

“Estoy muy, muy sorprendido de que estemos aquí. Creo que es genial que tengamos carreras, pero para mí es sorprendente que todos estemos sentados en esta sala (…) El dinero es el rey”, lamentó Hamilton en rueda de prensa.

El inglés recordó que hay “muchos aficionados” en Melbourne, con el peligro de contagio que eso conlleva. “Parece que el resto del mundo está reaccionando, probablemente un poco tarde, pero ya esta mañana hemos visto a Donald Trump cerrando las fronteras de Europa a Estados Unidos. Estamos viendo la suspensión de la NBA y la F1 sigue adelante”, comparó.