Garin hizo historia: ganó en la final de Río y se quedó con su primer ATP 500

En un comienzo algo irregular, tal como fue durante el duelo, “Gago” salió y le quebró en seguida al italiano, que no encontró respuesta hasta el sexto juego, donde le rompió el saque al chileno y se puso de lleno en el partido.

El chileno Cristian Garin (25° del ranking de la ATP, hasta hoy) se mantiene haciendo historia y obtuvo un nuevo logro en su carrera, devolviéndole las alegrías al tenis chileno. El iquiqueño se impuso a Gianluca Mager (128°) por parciales de 7-6 (3) y 6-4 en casi una hora y media de juego y se quedó con el título del ATP 500 de Río de Janeiro, obteniendo su cuarto título del circuito, primero categoría 500 y quedó dentro de los 20 mejores del orbe.

Además, el chileno completa dos semanas soberbias, ya que lleva nueve triunfos seguidos y llegará con todo al ATP de Santiago.

En un comienzo algo irregular, tal como fue durante el duelo, “Gago” salió y le quebró en seguida al italiano, que no encontró respuesta hasta el sexto juego, donde le rompió el saque al chileno y se puso de lleno en el partido.

Para fortuna del “Tanque”, no se salió del cotejo y todo estuvo igualado, con un buen juego de parte de ambos, que no sintieron mayormente el cansancio por haber disputado las semifinales minutos antes. Así, en el tie break el nortino se hizo fuerte y arrasó con su rival para llevarse la primera manga con un nivel superlativo, al igual que como lo ha sido en este torneo y en Córdoba.

Previo al inicio del segundo set, Mager presentó problemas físicos y fue atendido por los médicos, lo que no se notó en el inicio de la manga. Tercer juego y quiebre para el 128° del orbe, que parecía bien espectado para lo que venía y sobrepasando a una primera raqueta nacional que no encontraba respuestas en su tenis para dar vuelta la situación.

Así, y cuando parecía que el itálico iba a alargar todo al servir para quedarse con la segunda parte, “Gago” volvió al encuentro luego de momentos oscuros y subió su juego de a poco para quebrar en el décimo game, ponerse por delante, romper el servicio nuevamente en el duodécimo juego y se quedó con el histórico título.

De esta forma, Garín sigue demostrando que es el mejor tenista nacional tras el retiro de Fernando González se instaló entre los mejores del mundo. El iquiqueño logró su cuarto título, el primero de categoría 500, y se prepara para los siguientes objetivos: el ATP de Santiago, los Master Series, Grand Slams y, por qué no, ingresar al selecto grupo de los Top Ten. Momentazo del “Tanque”.