Garin apabulló en su debut en el ATP de Córdoba y será por primera vez top 30

En cuartos de final del ATP 250 de Córdoba, Argentina, el tenista chileno enfrentará el viernes al experimentado uruguayo Pablo Cuevas (48°), sexto sembrado. El nacional le ganó los tres enfrentamientos previos al charrúa, todos en 2019.

A quien madruga Dios le ayuda dice el famoso refrán, el cual se puede aplicar muy bien para Cristian Garin (31° del mundo) en el ATP 250 de Córdoba, en Argentina. En el torneo que da inicio a la gira sudamericana sobre arcilla, el chileno tuvo que esperar largas horas para hacer su debut, en octavos de final -quedó libre en primera ronda por ser el tercer sembrado-, pero apabulló al húngaro Attila Balazs (108°).

El cotejo arrancó cerca de la medianoche, debido al extenso partido que le antecedió entre el argentino Guido Pella (22°) y el francés Corentin Moutet (71°), y terminó pasada la 1:00 de este jueves, donde el tenista nacional se impuso por un categórico 6-3 y 6-0 para avanzar a los cuartos de final y asegurar su presencia entre los 30 mejores del orbe.

Tras ser eliminado en la segunda ronda del Abierto de Australia, el “Tanque” volvió al circuito en buen nivel ante un europeo de 31 años que casi toda su carrera la hizo en torneos challengers (donde ganó dos títulos) y apenas el año pasado alcanzó su primera final ATP en Umag, cuando cayó frente al serbio Dusan Lajovic. Eso sí, no podía confiarse de su rival, pues venía de dar la sorpresa al vencer al italiano Lorenzo Sonego (52°) en su estreno en el certamen cordobés.

El pupilo de Andrés Schneiter tuvo chances de romper de entrada, en el primer juego, y si bien no lo consiguió, no perdió la paciencia y logró la ruptura en el quinto juego y luego en el noveno. No dio nunca puntos de break con su envío.

En el segundo episodio “Gago” tomó mayor confianza con la ventaja y fue un festival del nacido en Arica. Le empezó a correr de manera natural el revés paralelo, los derechos angulados y hasta las voleas. Por contraparte, el de Budapest falló demasiado y con tres quiebres “Cris” lo dejó en cero para sentenciar todo en apenas una hora y ocho minutos.

Con esta victoria, su segunda en esta temporada 2020, el nacional se asegurará aparecer el próximo lunes por primera vez en su carrera en el top 30, por el momento en el casillero 29 y en el peor de los casos 30, pues de los jugadores que siguen vivos esta semana solamente lo podría superar el serbio Laslo Djere (39°).

Ahora, en cuartos de final, Garin enfrentará el viernes al experimentado uruguayo Pablo Cuevas (48°), sexto sembrado y quien sufrió mucho para remontar en la jornada del miércoles ante al italiano Gianluca Mager (133°) por 6-7 (5), 7-6 (2) y 6-1. El chileno le ganó los tres enfrentamientos previos al charrúa, todos en 2019 (ATP 250 de Houston y los Masters 1.000 de Shanghai y Paris-Bercy).