Barcelona de Vidal cayó ante Atlético de Madrid y quedó eliminado de la Supercopa de España

Los "colchoneros" dieron vuelta el marcador en apenas cinco minutos en un encuentro del que el Barcelona fue dueño y marcado por el videoarbitraje (VAR).

Atlético de Madrid se metió este jueves en la final de la Supercopa de España tras remontar para imponerse 3-2 al Barcelona en la semifinal disputada en el estadio King Abdullah de la ciudad saudí de Yedá. Jugará por el título el domingo ante el Real Madrid.

En duelo en que el chileno Arturo Vidal jugó todo el partido, Koke abrió el marcador para los rojiblancos (46), pero poco después Lionel Messi igualaba (51) y Antoine Griezmann hacía de cabeza el 2-1 (59), antes de que Álvaro Morata empatara de penal (81) y Ángel Correa hiciera el definitivo 3-2 (86).

El Atlético de Madrid dio la vuelta en apenas cinco minutos a un encuentro del que el Barcelona fue el dueño y marcado por el videoarbitraje (VAR) que anuló dos goles a los azulgranas.

El Barça se hizo pronto con el control del balón y del juego frente a un Atlético muy replegado que en la primera parte apenas inquietó el marco defendido este jueves por el brasileño Neto.

Acoso sin premio

Un disparo lejano de Thomas (5) y una falta directa botada por el mexicano Héctor Herrera, que puso en apuros a Neto fueron la única producción ofensiva de los hombres de Diego Simeone.

Los rojiblancos acabaron encerrados atrás por un Barça, que mantenía la presión, pero que penaba para encontrar los huecos en la maraña contraria.

Habría que esperar a que Messi se echara el equipo al hombro para poner en aprietos a Oblak, pesadilla de los azulgranas y héroe de su equipo este jueves en Arabia.

Tras una pared con Jordi Alba en el área, Messi soltó un disparo duro cruzado que detuvo el meta atlético (22).

El argentino volvió a estar en el origen de la mejor ocasión azulgrana en el primer tiempo cuando pasó a Suárez, que prolongó para la llegada de Griezmann, pero el francés perdió el mano a mano con Oblak (40).

Messi pudo jugar como en casa este jueves empujado por un estadio lleno de aficionados saudíes que no pararon de corear su nombre.

La ocasión de Griezmann llevó al partido al descanso, tras el que se adelantó pronto el Atlético, hasta entonces inoperante.

Koke, que acababa de salir al campo por Héctor Herrera (45), recibió en el área un balón del argentino Ángel Correa para marcar de disparo ajustado al palo (46).

Dos goles anulados

Pero, la alegría duró poco a los ‘colchoneros’, que veían como apenas cinco minutos después Suárez dejaba un balón en la frontal a Messi que se internó y soltó un latigazo para hacer el 1-1 (51).

El Atlético volvió a cerrarse atrás para esperar su ocasión al contraataque frente a un Barça que no abandonaba el cerco a la portería de Oblak.

Griezmann volvió a encontrarse con el muro esloveno al intentar un globo (57), apenas dos minutos antes de que Messi viera como el VAR anulaba su segundo gol por mano (51).

La decepción azulgrana fue rápidamente remediada por Griezmann, que aprovechó un rechace de Oblak a remate de Luis Suárez para soltar un cabezazo a puerta vacía que ponía el 2-1 en el marcador (59).

El Barça aún vio cómo le anulaban un segundo gol a Gerard Piqué por fuera de juego tras una nueva revisión del videoarbitraje (75).

Espoleado por el marcador, el Atlético salió a las desesperada en los últimos minutos en busca del gol del empate que llegó cuando Neto derribó a Vitolo en una acción sancionada con penal transformado por Morata (81).

Con el 2-2 en el marcador y el partido roto, Ángel Correa se fue en velocidad para plantarse ante Neto y hacer el 3-2 definitivo (86) que conduce a un derbi madrileño en la final del próximo domingo en el King Abdullah de Yedá.