Wanderers recibió la copa de campeón de Primera B y celebró a puertas cerradas

El cuadro caturro tuvo este lunes su ceremonia como monarca y celebró su ascenso a la máxima categoría del balompié criollo en un estadio Elías Figueroa de Valparaíso sin público, debido a los incidentes registrados la noche del domingo.

Tardó pero por fin llegó la copa para Santiago Wanderers. El cuadro caturro recibió este lunes el trofeo de campeón de la Primera B, después de varios días de incertidumbre sobre su título y el ascenso a Primera División, lo cual se resolvió el pasado viernes en el Consejo de Presidentes de la ANFP.

En esta jornada, el Decano celebró en el estadio Elías Figueroa de Valparaíso, aunque sin público, su regreso a la máxima categoría del balompié criollo.

La ausencia de los hinchas se produjo por motivos de seguridad, debido a que la noche del domingo fanáticos protagonizaron incidentes que incluyeron balazos, lo cual provocó que las autoridades decidieran que la ceremonia se realizara a puertas cerradas.

Consignar que el Consejo de Presidentes de la ANFP había definido en un principio terminar la temporada 2019 del fútbol chileno sin ascensos ni descensos, situación que generó la indignación de Santiago Wanderers, que hasta acudió a la Justicia para luchar por su cupo a la Primera División.