Cobreloa: “Lamentamos profundamente el egoísmo de los equipos de Primera”

Esto, explicaron mediante una declaración, porque en la decisión de terminar el campeonato, hubo “poca solidaridad de los equipos de Primera A, quienes velaron solo por sus intereses personales y nunca pensaron en el bien del fútbol”.

La decisión de suspender el fútbol chileno sin ascensos generó especial repercusión en la Primera B y en la Segunda División Profesional.

En Cobreloa, uno de los candidatos a volver a la división de honor, publicaron un comunicado en sus redes sociales, donde detallan como se desarrolló el consejo de presidentes y de paso criticaron a los equipos de Primera División, acusándolos de “egoístas”.

“En el consejo se presentaron 3 propuestas. Opción A: El 2019 se termina sin ascensos y descensos y la clasificación a las copas internacionales será según la posición en la tabla. Para el 2020, la Primera A y la Primera B con 16 equipos con 2 descensos y 2 ascensos”, comienza el mensaje.

“Opción B: El 2019 termina sin ascensos ni descensos para el 2020 sería un torneo único de 32 equipos, se proponen dos descensos y dos ascensos según tabla de coeficiente.

“Opción C: El campeonato de Primera A termina sin descensos, mientras que en la B se decreta al puntero campeón y se juega liguilla con partidos únicos para decretar el segundo ascenso”, alternativa que fue apoyada por Cobreloa, no obstante se declaraba campeón a Santiago Wanderers.

El combinado minero agregó en su declaración que “en una primera instancia, la propuesta de la Primera B, (opción C) no tuvo respaldo, quedando descartada, bajo este escenario es que como Cobreloa apoyamos la opción B, lamentablemente los equipos de la Primera A se cuadraron con la alternativa más perjudicial que era la de terminar el año sin ascensos ni descensos”.

Así, el comunicado de los Zorros del Desierto llegó a la siguiente conclusión: “Lamentamos profundamente el egoísmo y la poca solidaridad de los equipos de Primera A, quienes velaron solo por sus intereses personales y nunca pensaron en el bien del fútbol”.