Henríquez: “Si quieren boicotear, es difícil que haya seguridad en el estadio”

El delantero de Universidad de Chile se refirió al llamado de la barra de Huachipato a no dejar que se reanude el balompié nacional y expresó que es complicada la situación que enfrentan.

La ANFP tiene programada la fecha del fútbol profesional para este fin de semana, pero los clubes aún tienen la incertidumbre de si se jugará o no, en especial por el llamado de las barras a boicotear la vuelta del Campeonato Nacional.

A primera hora, la hinchada de Huachipato, “Los Acereros”, comunicó que no están de acuerdo con la reanudación del torneo y señalaron que no permitirán que se juegue en la provincia de Concepción.

El elenco de la usina jugará este domingo, a las 11:30 horas, frente a Universidad de Chile en el estadio CAP, por lo que Ángelo Henríquez se refirió a la postura tomada por los aficionados siderúrgicos.

“Nuestra postura es la misma desde que comenzó esto: de jugar si están las medidas de seguridad. Nosotros siempre nos preparamos para el duelo que programen para estar listos para jugar cuando se reanude”, dijo el ariete en conferencia de prensa.

El delantero no está tan seguro de que el deporte perjudique las demandas sociales, ya que son temas más grandes que la disciplina: “Esto abarca a mucha gente y si está en contra de que se juegue y quieren boicotear, es difícil que haya seguridad en el estadio con tanta masa de gente, como lleva la U”.

“La gente está reacia por un tema social, de frustración, de no tener respuestas instantáneas del gobierno. Las demandas sociales son entendibles, pero no se ha obtenido una respuesta concreta y transparente. La gente seguirá enojada y peleando por lo que hacen hoy. Es un tema difícil, no sé cuando se resolverá por el bien del fútbol chileno”, añadió el atacante.

También, afirmó que están preocupados de las personas que viven gracias al balompié: “Nos preocupamos no sólo del futbolista de Primera, sino de la gente que tiene ingresos económicos gracias al fútbol, como los vendedores del estadio. Participamos en sus ganancias”.

“Es complicado, porque por un lado está las demandas y otros desesperados por querer trabajar. Y quedamos en el espacio, depende lo que diga la seguridad del país. Tenemos que preocuparnos de nuestro trabajo”, profundizó.

Ya sobre el retorno de la competición, Henríquez comentó: “Será como si no se hubiese detenido, quedan seis partidos donde se juega mucho. Si se reanuda hay que tomárselo como seis finales. El duelo del fin de semana sería la primera, un rival difícil y necesitamos ganar. No podemos, a pesar de todo, dejar de trabajar y entrenar al máximo para lo que sea, no nos puede pillar desprevenidos”.

“Veníamos con una buena racha. Estábamos más firmes, en lo anímico influye mucho y lamentablemente se paró el campeonato. Pero queda la sensación de encontrar algo bueno en el sistema, de conectarse mejor y lo hemos preparado así. Hay buenas sensaciones de los partidos amistosos, en los que mantenemos el ritmo y ánimo. Nos ha servido para mantener la competencia”, sostuvo.