ANFP señala que el regreso del fútbol chileno “no rivaliza con las demandas sociales”

El ente rector del fútbol chileno emitió un comunicado para detallar los sucedido en la suspensión del duelo entre Magallanes y Cobreloa en el estadio La Pintana, señalando que el municipio cambio de parecer sin expresar formalmente una causa real. Además, se refirió al retorno de la disciplina.

Sin duda la decisión de suspender el choque entre Magallanes y Cobreloa fue polémica, en especial por ser el partido que abriría el reinicio del fútbol profesional tras tres fechas de suspensión por el estallido social ocurrido en Chile.

Por este hecho, la ANFP emitió un comunicado para explicar todo lo acontecido en aquella jornada en el estadio Municipal de La Pintana, expresando que la principal razón fue por determinación de la alcaldía.

En el inicio del documento, el organismo detalló que el compromiso tenía la autorización de la Intendencia Metropolitana: “El recinto contaba con todas las medidas de seguridad y que fueron reconfirmadas en el mismo lugar por el oficial de Carabineros a cargo y por el jefe de Estadio Seguro”.

Sin embargo, el conflicto se creó a 25 minutos del inicio del calentamiento previo de los jugadores y de que el pasto fuese regado por funcionarios municipales. “Diego Sepúlveda, director de la Corporación de Deportes de La Pintana, nos informó en un primer momento que una turba de manifestantes iba camino al estadio. Posteriormente, dijo que los funcionarios municipales se sumaban al paro nacional y que el estadio no estaría disponible para el partido”, rezó la publicación.

“Carabineros y Estadio Seguro, junto con los jefes de seguridad de Magallanes, Cobreloa y la ANFP, confirmaron en el lugar que las condiciones de seguridad estaban, pero el funcionario insistió en la negativa de ceder la cancha y dijo representar la voluntad de la alcaldesa. Es decir, la Municipalidad cambió de parecer sin expresar formalmente una causa real”, profundizaron desde el ente rector del balompié nacional.

Además, complementaron: “La ANFP, en conjunto con los clubes, el Sifup y Estadio Seguro, les hicimos ver lo improcedente y poco fundamentada que era la decisión de impedir jugar”.

La ANFP también negó haberse comunicado con el municipio durante la mañana, catalogándola como “absolutamente falsa” y desmintiendo la versión.

“Estamos trabajando desde este mediodía en conjunto con todos los actores involucrados para buscar las fórmulas adecuadas que nos permitan seguir con la competencia del fútbol profesional y que no estén sujetas a decisiones antojadizas y sin fundamento”, expresaron.

Para cerrar, la Asociación Nacional de Fútbol Profesional recalcó: “El regreso del fútbol no es contrario a lo que vive nuestro país, ni tampoco rivaliza con las demandas sociales que existen en este momento. Desde el 18 de octubre pasado hemos dado muestras de que nuestra prioridad ha sido siempre la protección de nuestras niñas, niños, jugadoras, jugadores, hinchas y todos los actores del mundo del fútbol. Y la seguridad de todos ellos seguirá siendo nuestra prioridad”.