DT de Colón y final de la Sudamericana: “Han sido muchas noches con el partido en la cabeza”

Este sábado el conjunto trasandino e Independiente del Valle de Ecuador van por su primer título internacional en una inédita final única del certamen, que se jugará en el estadio "La Olla Monumental" en Asunción.

Colón de Santa Fe de Argentina e Independiente del Valle de Ecuador van por su primer título internacional en una inédita final única de la Copa Sudamericana, que se jugará este sábado en el estadio “La Olla Monumental” en Asunción.

El coliseo futbolístico estará colmado por unos 45.000 espectadores, en su gran mayoría fanáticos del cuadro sabalero de la provincia argentina de Santa Fe, 500 km al norte de Buenos Aires.

Colón afrontará su primera final en un torneo internacional, mientras que el conjunto de Ecuador cayó en la disputa por el título de la Copa Libertadores 2016 ante Atlético Nacional de Colombia.

La final única de la Sudamericana se jugará el sábado por primera vez desde que se creó el certamen regional en 2002.

“No venimos por dinero…”

“No venimos por dinero, venimos por la gloria”, expresó con convicción Horacio Darrás, directivo de Colón.

La delegación del equipo sabalero llegó a Asunción envuelto por una oleada de fanáticos -la policía estima en unos 30.000- que migraron en éxodo histórico desde la ciudad de Santa Fe, en su gran mayoría por tierra (de 10 a 12 horas de viaje desde el sur) para no perderse la cita, la primera final en sus 114 años de existencia.

Los directivos del equipo de Sangolquí de Ecuador recibieron 10.000 entradas, pero devolvieron 6.000. Unos 2.500 confirmaron su viaje a Asunción.

El entrenador Pablo Lavallén dijo que pasaron 40 días desde la semifinal y que “fueron días de mucha ansiedad, muchas noches durmiendo con el partido final en la cabeza. Llegó la hora y habrá que afrontarlo”.

“Vamos a ver si pesa más el fútbol o el corazón (…) Independiente se caracteriza por tener un fútbol más aceitado que el nuestro, pero nosotros jugamos más con el corazón”, agregó.

Lavallén destacó la cualidad de su rival de posesión de la pelota. “Nosotros vamos a intentar hacer lo mejor posible con el agregado del corazón. Con el extra, con el plus de lo emocional (más) que con lo técnico y lo estratégico. Es la oportunidad única de ser campeón. Este es un partido donde no hay mañana”, apuntó el técnico.

Su colega del campamento rival, el español Miguel Angel Ramírez, dijo a su turno que Independiente del Valle buscará la victoria desde el pitazo inicial del árbitro brasileño Raphael Claus.

Salir a atacar

“No esperaremos a nadie. Vamos a salir y proponer nuestro juego. Queremos ser protagonistas tanto en defensa como en ataque”, advirtió Ramírez.

“Llegamos con un poco más de madurez. La experiencia de haber protagonizado una final como la Libertadores es un aprendizaje. Vamos a ver qué pasa”, observó.

La final única por la Copa Sudamericana en una sede neutral debía jugarse en Lima, pero la crisis dirigencial que sacudió en su momento a la Federación peruana forzó el traslado del compromiso a Asunción, donde se asienta la Conmebol.

En caso de igualdad en tiempo normal, se recurrirá a un alargue de 30 minutos dividido en dos periodos de 15 minutos cada uno. Si al término de la prórroga persiste la paridad, el título se definirá por penales. 

El juego comenzará a las 17:30 y será arbitrado por el brasileño Raphael Claus, acompañado en las líneas por sus compatriotas Emerson De Carvalho y Bruno Pires.

Probables alineaciones:

Colón de Santa Fe: Leonardo Burián, Alex Vigo, Guillermo Ortiz, Emanuel Olivera, Gonzalo Escobar, Fernando Zuqui, Federico Lértora, Rodrigo Aliendro, Marcelo Estigarribia, Luis Rodríguez y Wilson Morelo. DT: Pablo Lavallén.

Independiente del Valle: Jorge Pinos, Anthony Landázuri, Richard Schunke, Luis Segovia, Angelo Preciado, Cristian Pellerano, Cristian Dájome, Alan Franco, Efrén Mera, Jhon Sánchez y Gabriel Torres. DT: Miguel Ramírez.