Hinchas de Colón de Santa Fe coparán estadio en la final de la Copa Sudamericana

Será la primera vez que el elenco argentino jugará una final internacional, mientras que su rival, Independiente del Valle, ya disputó el choque decisivo de la Copa Libertadores 2016 que perdió ante Atlético Nacional. La expectativas de sus hinchas son enormes.

Las entradas se agotaron y unos 30.000 hinchas del argentino Colón de Santa Fe colmarán el estadio La Olla Monumental, en Asunción, este sábado ante Independiente del Valle de Ecuador por la final de la Copa Sudamericana de 2019.

“No hay más billetes”, reza un cartel a la entrada del estadio de Cerro Porteño, sede de la final de la Sudamericana, que por primera vez se juega a partido único.

Colón de Santa Fe (una ciudad a 500 km al norte de Buenos Aires), es la primera vez que jugará una final internacional, mientras que Independiente ha disputado el choque decisivo de la Copa Libertadores 2016 que ganó Atlético Nacional de Colombia.

Para el partido del sábado próximo, la Policía paraguaya movilizará a unos 6.500 efectivos en prevención del orden ante la llegada de unos 35.000 extranjeros entre el jueves y el domingo, en su gran mayoría argentinos.

El coliseo futbolístico de Cerro tiene una capacidad de aforo para 45.000 espectadores.

Aparte de los que viajan en vehículos particulares, se aguarda la llegada de unos 300 autobuses con alrededor de 20.000 fanáticos del equipo de Santa Fe, ciudad distante a unas 12 horas de la capital paraguaya por vía terrestre.

Fanáticos de España, Brasil, Estados Unidos, Colombia y Chile compraron entradas para el partido.

“Paraguay es como nuestra casa”, dijo optimista el vicepresidente de Colón, Horacio Darras.

“Asunción será testigo de la primera final única de un torneo sudamericano”, señaló a su vez Claudia Cortázar, portavoz de la Conmebol, en conferencia de prensa.

La funcionaria confirmó que la previa del choque entre argentinos y ecuatorianos será animada por el cantante puertorriqueño Luis Fonsi. Compartirá el escenario con el conjunto argentino Las Palmeras y el ecuatoriano Vagancia. El partido será transmitido a 111 países.

La Copa Libertadores también tendrá este año su primera final única en la historia prevista en Lima para el 23 de noviembre entre River Plate y Flamengo.