Directivos rechazan suspensión del torneo: “Hay familias que viven de esto, hay ser consecuentes con ellos”

Mientras que el presidente de Palestino, Jorge Uauy, cuestionó el llamado del SIFUP a suspender la fecha, el gerente de Unión Española, Luis Baquedano, fue más allá y sentenció que "a los futbolistas les pagamos para que jueguen".

La decisión del Sindicato de Futbolistas Profesionales (SIFUP) de suspender el Campeonato Nacional después de una reunión con los capitanes de cada club no cayó bien en los altos mandos del fútbol chileno.

A falta de alguna decisión oficial de la ANFP, diversos directivos manifestaron en el portal En cancha su rechazo a reprogramar el torneo por tercera semana consecutiva. Aseguraron que la crisis del estallido social podría extenderse por largo tiempo y que no debería afectar el desarrollo del certamen.

Por ejemplo, Jorge Uauy, presidente de Palestino, comentó en el citado medio: “Las demandas sociales no se van a resolver en una semana, ni en un mes, se van a ir resolviendo en el tiempo y tomará mucho, por lo que de seguir el argumento del SIFUP, se debería suspender el fútbol por un largo tiempo”.

En cuanto a la idea de una suspensión definitiva, Uauy fue tajante: “Hay que recordar que hay muchas familias que viven de esta actividad y hay ser consecuentes con todos ellos”.

Más radical fue Luis Baquedano, gerente de Unión Española, quien declaró: “Nosotros queremos jugar este fin de semana, no le encuentro ningún sentido a parar. Están todos trabajando, los únicos que no hemos trabajado somos nosotros. A los futbolistas les pagamos para que jueguen, no para que entrenen”.

Así, Baquedano aseguró que los hispanos tomarán medidas en caso de una nueva suspensión: “El presidente del club estaría evaluando lo que vamos hacer en caso de que no se juegue, el fútbol lo conducimos nosotros, los jugadores son empleados nuestros. Esto no significa que ellos no se adhieran a las protestas, son cosas totalmente distintas”.