Yaya Touré: “A la FIFA le da igual el racismo en el fútbol”

El excentrocampista del Barcelona y del Manchester City que juega actualmente en China, acusa a la FIFA de "darle igual" el racismo en el fútbol, luego de los gritos de mono dirigidos a jugadores ingleses en un reciente Bulgaria-Inglaterra.

Yaya Touré, excentrocampista del Barcelona y del Manchester City que juega actualmente en China, acusa a la FIFA de “darle igual” el racismo en el fútbol, luego de los gritos de mono dirigidos a jugadores ingleses en un reciente Bulgaria-Inglaterra.

Ese partido de la fase de clasificación para la Eurocopa-2020, disputado a mediados de octubre, tuvo que ser interrumpido en dos ocasiones. Una parte del público búlgaro realizó gestos nazis a los futbolistas negros, provocando indignación en Reino Unido.

Yaya Touré, de 36 años y cuatro veces futbolista africano del año (2011-2014), atendió a la AFP.

Pese a los gritos de mono en el partido en Bulgaria, los jugadores ingleses decidieron continuar en el terreno de juego para acabar el encuentro.

“Es una pena. ¿Por qué juegas para Inglaterra?”, se pregunta Yaya Touré, conocido por condenar públicamente el racismo en los estadios. “Hablan todo el tiempo, bla bla bla, ¿y luego qué pasa? No cambia nada”, lamentó el exinternacional marfileño.

“Esto me enoja”

Pero el exjugador del Barcelona dirige sus críticas sobre todo a las instancias del fútbol mundial.

“A la gente de la FIFA, de todos modos, le da igual, ellos hablan pero esto sigue”, opina Touré. “No tengo ganas de decir que no estoy preocupado. Estoy preocupado. Esto me enoja”.

El africano, ganador de la Liga de Campeones con los azulgrana y triple ganador de la Premier League con el City, considera que a los futbolistas también les corresponde reaccionar.

“Deben tomarse el problema en serio, los jugadores deben tomar medidas firmes, si no, ellos (los racistas), seguirán”, afirma. “Deben intentar que los jugadores abandonen el campo”.

Hasta el momento la FIFA no había respondido a una petición de reacción de la AFP.

El jugador costamarfileño habló el sábado luego de un partido fuera de casa ganado (2-0) por el Qingdao contra el Shanghai Shenxin, delante de cientos de espectadores.

Respeto en China

Esta victoria asegura el ascenso a la Super League (1ª división) del equipo al que Touré llegó en julio. Pero no seguirá en el club el próximo año.

“Creo que terminaré en diciembre o en enero. Y luego iré en busca de un nuevo reto”, declaró, asegurando que quería jugar hasta los 40 años. “La gente piensa que estoy acabado. Pero todavía no lo estoy”.

Touré afirmó estar contento con su estancia en China, donde dice que nunca sufrió ninguna forma de discriminación.

“Es una experiencia muy buena, porque he descubierto a gente con una mentalidad diferente a la de Europa. A nivel de la forma de jugar al fútbol, de la visión, del comportamiento en el campo”, cuenta.

“Cuando juego en los estadios aquí, nadie me abuchea porque sea negro. Es una cultura diferente, hay respeto. En Europa no respetan a nadie”, remarcó.