Boris Johnson califica de “infames” los gritos racistas contra futbolistas en Bulgaria

Inglaterra se impuso por 6-0 a su anfitrión el lunes en Sofía, pero el partido se vio eclipsado por los cánticos y gestos ofensivos de las gradas, lo que obligó a interrumpir dos veces el encuentro en la primera parte.

El primer ministro británico Boris Johnson calificó este martes de “infames” los gritos racistas proferidos la víspera por el público búlgaro contra futbolistas ingleses durante el partido clasificatorio para la Eurocopa-2020 entre Bulgaria e Inglaterra y pidió “duras sanciones”.

Inglaterra se impuso por 6-0 a su anfitrión el lunes en Sofía, pero el partido se vio eclipsado por los cánticos y gestos ofensivos de las gradas, lo que obligó a interrumpir dos veces el encuentro en la primera parte.

“El racismo que vimos y oímos anoche fue vil y no tiene cabida en el fútbol ni en ningún otro lugar”, dijo un portavoz de Johnson en Londres. 

“Los jugadores y los entrenadores de Inglaterra demostraron una dignidad tremenda y el primer ministro los elogia (…) por su respuesta“, agregó.

Considerando que “esta mancha en el fútbol no está siendo tratada adecuadamente”, el portavoz del primer ministro llamó a la UEFA a enfrentarse a lo ocurrido.

“El racismo y la discriminación deben desaparecer del fútbol de una vez por todas”, dijo, precisando que Londres escribirán al organismo para pedir “duras sanciones”.