La fe de Massú: “Con Garin y Jarry puedo soñar con cosas importantes a futuro”

El capitán del equipo chileno de Copa Davis comenzó a palpitar los duelos frente a Argentina y Alemania, que a su juicio serán duros escollos, pero manifestó toda su confianza en lo que puedan hacer sus pupilos en Madrid.

Falta poco más de un mes para que el equipo chileno de Copa Davis dispute en Madrid la fase final del renovado certamen, donde se medirá por el Grupo C a Argentina y Alemania. En este contexto, el capitán del elenco nacional, Nicolás Massú, ya comenzó a palpitar el desafío.

En conversación el sitio oficial de la competencia, el viñamarino aseguró que trasandinos y germanos serán duros escollos, pero manifestó toda su confianza en lo que puedan hacer sus pupilos Cristian Garin (32° del ranking ATP) y Nicolás Jarry (74°).

“Argentina y Alemania son difíciles, es una llave abierta, donde cada set va a contar. Estén o no estén los números uno de Argentina o Alemania, estos dos equipos que enfrentamos tienen muchas y buenas variantes para poner en cancha en las finales”, reconoció el “Vampiro”.

Eso sí, agregó: “Me deja tranquilo el año de Garin y Jarry, son jóvenes, es difícil hoy en Sudamérica sacar jugadores jóvenes que estén entre los 50 mejores. Ellos tienen un buen presente, pero creo que su futuro será mejor. Y, el plus, es que juegan bien en todas las superficies. Me pone muy contento. Me hace acordar el empuje que teníamos con Fernando (González) y yo. Con ellos dos puedo soñar con cosas importantes a futuro”.

Sobre Jan Lenard Struff (38°), quien podría anticipar un duelo copero con “Gago” en segunda ronda del Masters 1.000 de Shanghai, el doble campeón olímpico sostuvo: “Ha tenido, tal vez, el mejor año de su carrera con victorias sobre (Alexander) Zverev, (Stefanos) Tsitsipas, (David) Goffin y (Borna) Coric; mientras que Phillipp Kohlschreiber tiene mucha experiencia en Copa Davis”.

“La zona con alemanes y argentinos es tan cerrada que es igual a un partido de ajedrez según el rival, con los cinco convocados, y puede aparecer un singlista en el dobles. Será estrategia pura”, concluyó.