Colombiana nacionalizada chilena, Ximena Restrepo, se convirtió en primera mujer vicepresidenta de la IAAF

Entre sus planes para los próximos años, en los que colaborará cercanamente con el presidente Sebastian Coe, está impulsar el protagonismo de la mujer en el deporte y ayudar a que el atletismo latinoamericano encuentre las vías para seguir progresando.

La exatleta internacional por Colombia y nacionalizada luego chilena Ximena Restrepo, que este miércoles se convirtió en la primera mujer vicepresidenta de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), dijo a la AFP en Doha que la elección es “un honor” pero que conlleva “una gran responsabilidad”.

Entre sus planes para los próximos años, en los que colaborará cercanamente con el presidente Sebastian Coe, está impulsar el protagonismo de la mujer en el deporte y ayudar a que el atletismo latinoamericano encuentre las vías para seguir progresando.

Pregunta: ¿Qué se siente siendo la primera vicepresidenta de la historia de la Federación Internacional de Atletismo?

Respuesta: “Es un gran honor pero también una gran responsabilidad. Me siento muy privilegiada. Las cosas siempre pasan por algo, justo me ha tocado a mí, ahora que se están dando tantos cambios en la constitución de la IAAF y que se están dando más posibilidades a las mujeres. Me siento muy contenta de estar en esta posición”.

Pregunta: ¿Con qué objetivos se plantea estos cuatro años como vicepresidenta?

Respuesta: “Hay muchas áreas en las que se puede trabajar. Yo vengo de ser atleta y para mí los atletas siempre van a estar en una posición fundamental, prioritaria, dentro de lo que yo estoy pensando hacer en la IAAF. Voy a pertenecer a un equipo y yo no tengo agenda propia, pero voy a tratar de aportar, de trabajar y seguir promocionando el atletismo, con más practicantes y hacer un deporte más divertido para los fans. Quiero trabajar en el tema de la mujer, que más mujeres lleguen al liderazgo en el deporte, no sólo en el atletismo, también en otros deportes”.

P: Va a trabajar como colaboradora cercana de Sebastian Coe, ¿cómo valora los cuatro años que lleva en la presidencia de la IAAF?

R: “Sebastian Coe ha sido estos años un gran presidente, ha sido grande y valiente. Se ha enfrentado a temas muy difíciles y siempre ha dado la cara. Obviamente espero trabajar con él, ser su ayudante, estar a su lado para poder seguir transmitiendo lo que quiere con la IAAF. Yo le admiro muchísimo. Tiene las ideas clarísimas y está trabajando muy bien”.

P: ¿Cómo recuperar la credibilidad en el atletismo después de escándalos recientes como el caso de Rusia?

R: “Hay que trabajar fuerte en contra del doping, para que los atletas tengan una competencia justa. Tenemos que preocuparnos de que no vengan personas que tengan una ventaja no verdadera. Eso es clave para tener esa credibilidad que este deporte se merece”.

P: ¿Cómo cree que se puede dar un nuevo impulso al atletismo latinoamericano?

R: “El área Sudamérica y Centroamérica tiene que unirse más en el tema de las competencias, eso es importante. Las competencias están muy centradas en Europa y sería bueno tener más en nuestro continente. Es bueno que llegue sangre nueva, gente distinta. Espero que mi voz se oiga y yo sepa transmitir, que no caiga en oídos sordos”.

P: Pionera en Barcelona-1992 como primera mujer medallista olímpica de Colombia, pionera ahora también como primera vicepresidenta de la IAAF, ¿las sensaciones son las mismas?

R: “Siento que la vida ha sido muy buena conmigo. Ser dos veces primera en algo es importante y lo siento mucho en Colombia, cuando me encuentro con la gente, que está en la memoria que soy la primera medallista colombiana. Siento mucho agradecimiento por la vida, por la gente que tengo alrededor, por mis amigos, por los que me apoyan, por las personas nuevas que he estado conociendo acá, por los que sin conocerme me votaron… Siento mucha responsabilidad por ser capaz de representarlos bien y poder cumplir con lo que yo sea capaz de hacer”.