Estudio: Hubo dopaje sanguíneo en casi un quinto de atletas de resistencia en Mundiales 2011 y 2013

"Nuestros resultados a partir de parámetros hematológicos sólidos dan una estimación de una prevalencia global del dopaje sanguíneo del 18% de media en los atletas de resistencia", dijeron los autores en los puntos clave de su estudio, recordando que la tasa de controles positivos (orina y sangre) en los análisis de los laboratorios acreditados por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) es inferior al 2%.

El dopaje sanguíneo en las pruebas de resistencia de los Mundiales de atletismo de 2011 en Daegu y de 2013 en Moscú se extendió a casi un quinto de los atletas, según un estudio de la Universidad de Lausana.

“Nuestros resultados a partir de parámetros hematológicos sólidos dan una estimación de una prevalencia global del dopaje sanguíneo del 18% de media en los atletas de resistencia”, dijeron los autores en los puntos clave de su estudio, recordando que la tasa de controles positivos (orina y sangre) en los análisis de los laboratorios acreditados por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) es inferior al 2%.

Para llevar a cabo sus trabajos, los autores tuvieron acceso a los análisis sanguíneos de los 1.222 atletas que participaron en las pruebas de resistencia (marcha y carreras a partir de 800 m) y compararon los resultados con las poblaciones de referencia, utilizando siete parámetros biológicos que pueden variar con el dopaje, especialmente con EPO o a través de transfusiones sanguíneas.

Según los autores del estudio, los datos señalan que la introducción del pasaporte biológico por parte de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) en 2011 no hizo bajar significativamente la presencia de dopaje sanguíneo en 2013.

El estudio lo lanzó el laboratorio antidopaje de Lausana y fue llevado principalmente por investigadores del Centro de Investigación de Ciencias Antidopaje (REDs) de la Universidad de Lausana. Los trabajos fueron financiados en parte por la AMA y la IAAF.