Primer fracaso de Beccacece en Avellaneda: Quedó eliminado de la Sudamericana ante Independiente del Valle

El trasandino se despidió del certamen continental, pagando caro los errores cometidos en el cotejo de ida. Duro golpe para un técnico y una institución que estaban obligados a llegar a instancias más decisivas, tanto por historia como por inversión.

Independiente del Valle venció 1-0 a Independiente de Avellaneda en la revancha en Quito para conseguir su primera clasificación a semifinales de la Copa Sudamericana 2019.

El español Daniel Nieto anotó a los 78 minutos para los rayados del Valle, con lo que la serie se igualó 2-2 y dio el boleto al once local gracias al gol que lograra de visitante en el cotejo de ida, con victoria 2-1 para los rojos de Avellaneda. Con esto, el técnico Sebastián Beccacece tuvo su primer gran fracaso en el cuadro trasandino, considerando el nivel de inversión y trayectoria histórica del club rojo.

En semifinales, los del Valle se enfrentarán con el triunfador de la llave entre los brasileños Fluminense y Corinthians, que jugarán el 22 y 29 de este mes.

Partido reñido

En el arranque del juego, el ímpetu de los locales por lograr la paridad de la serie desnudó varias imprecisiones ofensivas y descuidos defensivos, que el de Avellaneda supo manejar con más aplomo y experiencia.

Ordenado en el fondo, con una línea defensiva de tres y hasta cinco hombres, los dirigidos por Beccacece se dieron cuenta que también podrían arriesgar al ataque y el ariete Francisco Pissini empezó a inquietar el pórtico del ecuatoriano Jorge Pinos.

Entre sustos, los rayados se despertaron con su mejor arma de toda la competencia: la velocidad de sus extremos, esta ocasión con Jhon Sánchez y Cristian Dájome, quienes comenzaron a desequilibrar el esquema defensivo argentino.

A la media hora, las acciones se habían equilibrado, el trámite se volvió de ida y vuelta, pues los rojos aguardaban, pero salían presurosos en contragolpe con Cecilio Domínguez.

Los ecuatorianos, por su parte, insistían por las franjas, con desborde y velocidad, buscando descarga rápida al medio y con arremetidas que provocaron varios tiros de esquina.

Frente a esas incursiones, en el ‘rey de copas’ argentino comenzó a erigirse en figura el portero Martín Campaña, siempre bien ubicado y sin dejar rebotes, para mantener el cero que por momento permitía la clasificación.

Festejo desde el banco

El volante Martín Benítez apareció al inicio del segundo período para refrescar las ideas creativas de los visitantes, pero los anfitriones no estaban para ceder la iniciativa.

Los ecuatorianos se lanzaron con todo por el gol del desequilibrio y el asedio fue empujando al once rojo a su propio arco, por lo que el trámite del juego era más constante sobre el área visitante, con Campaña destacando por su acertado desempeño.

Cerca de la hora de juego, Nieto saltó al campo para mejorar el enlace con los atacantes y a los 78 minutos se consagró en el salvador de su equipo al empujar un balón al arco rival, luego de un pase de Sánchez que llegó hasta el fondo eludiendo con velocidad a los defensores.

Para entonces el estratega español Miguel Ángel Ramírez, de los del Valle, ya tenía más atacantes que defensores, por lo que insistió en liquidar el pleito con otro tanto, pero el ariete Alejandro Cabeza falló a la hora de anotar la segunda de la tranquilidad.

El drama se instaló en los minutos finales, con los argentinos agotados por el trajín sobre la altura de Quito (de 2.850 metros), pero desesperados por lograr el empate, y a la inversa los locales contragolpeando, hasta que el árbitro chileno Roberto Tobar dispuso el final del juego, tras cinco largos minutos de compensación.

Los de Avellaneda se despidieron de la Sudamericana, certamen que conquistaran en 2010 y 2017.