Jarry cayó ante Zverev en Hamburgo y sufrirá un fuerte retroceso en el ranking

El "Príncipe" sintió el poco descanso, solamente un día, tras ganar el domingo la final del torneo de Bastad, Suecia, y se inclinó de manera clara ante el germano por parciales de 6-4 y 6-2.

No pudo extender su buen momento ni volver a dar un batacazo ante un top ten. Después de conquistar en Bastad el primer título ATP de su carrera, Nicolás Jarry (38° del mundo) cayó este martes en su debut en el ATP 500 de Hamburgo frente al local Alexander Zverev, actual 5 del planeta y quien había derrotado al chileno en mayo en una dramática final en Ginebra.

El “Príncipe” sintió el poco descanso, solamente un día, tras la gran semana en Suecia y se inclinó de manera clara ante el germano por parciales de 6-4 y 6-2, en una hora y 11 minutos, dejando el cuadro de singles del torneo sin nacionales, tras la eliminación de Cristian Garin el lunes.

A diferencia de la semana pasada, “Nico” se mostró más errático desde el fondo y no tan firme con su servicio. De hecho, en la primera manga entregó su envío en el tercer juego y séptimo. Y aunque esbozó una recuperación al levantar tres set points y quebrar en el octavo, Zverev cerró el episodio en el décimo.

En tanto, en el segundo capítulo la resistencia del nieto de Jaime Fillol duró hasta el cuarto juego, pues tras un 2-2 cedió su servicio en el quinto y séptimo y perdió cuatro games consecutivos.

Con esta derrota, Jarry quedó 2-1 abajo en los enfrentamientos ante Zverev, tras la caída en Ginebra y la victoria en Barcelona. De paso, su registro ante jugadores top ten quedó igualado a 4 (victorias ante Dominic Thiem, Marin Cilic, el alemán y Stefanos Tsitsipas y tropiezos frente a David Ferrer, dos ante el germano y una ante Juan Martín del Potro).

Lo negativo es que “Nico” sufrirá un descenso en estas próximas dos semanas, debido a que en esta defendía 180 puntos por las semifinales que alcanzó el año pasado en Hamburgo y la siguiente 90 unidades por semis en Kitzbühel, las cuales no revalidará por ir a los Juegos Panamericanos de Lima en busca de la clasificación directa a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.