Mayne-Nicholls: “Recibimos Colo Colo con mil millones de pérdida, no lo podía creer”

El dirigente se refirió a la situación financiera del Cacique, además de explicar su rol como vicepresidente. Recordó además su paso por la ANFP y su fallida incorporación al directorio de Universidad de Chile.

Harold Mayne-Nicholls es la gran apuesta de Aníbal Mosa en su regreso a la presidencia de Colo Colo. Por ello, el ahora vicepresidente del cuadro albo conversó en La Tercera sobre diferentes temas, entre ellos su nuevo rol en el Cacique, su paso por la ANFP y su fallido arribo a la dirigencia de Universidad de Chile.

“La U me fue a buscar y Carlos Heller, me dijo: “Tráeme un proyecto, porque esto está listo”. En Colo Colo nadie me pidió un proyecto, me dijeron “ven a trabajar con nosotros”. Si me invitan a trabajar, soy un profesional y si me dicen “trae un proyecto, porque está listo”, yo lo doy por hecho”, explicó el directivo sobre su frustrada llegada a la U.

En relación al pasar económico de los albos, Mayne-Nicholls fue categórico y sentenció: “Antes de llegar acá, leí varias notas en las que se decía que el club iba a quedar con 4 mil millones de pesos a favor. Llegué aquí y no era así. La situación es que recibimos Colo Colo con mil millones de pérdida, no lo podía creer”.

Sin embargo, aseguró que se encuentra comprometido con la entidad de Pedrero y complementó: “Son tres pilares en el marco del Proyecto Centenario: el fútbol joven, donde incluyo el fútbol femenino; infraestructura. Y, en tercer lugar, generar una fuerza administrativa para que el club sea referencia en Sudamérica”. 

Sobre su arribo a Macul, agregó: “Aníbal me llamó en la primera quincena de marzo. Hubo entre ocho y 10 conversaciones. Dos cosas me llamaron poderosamente la atención: una, si la reunión era a las 5, y yo llegaba a las 5, Aníbal ya estaba. Siempre es una señal positiva que la gente cumpla con el horario”. 

Además, el expresidente de la ANFP se refirió a su pasado en Quilín y sus intenciones de volver: “Yo tenía ganas de volver, porque era evidente que faltaba liderazgo. Llegó a tal punto que quedamos fuera del Mundial con los mejores jugadores que hemos tenido en la historia. Arturo demostró falta total de liderazgo. Ordenó los números y todo lo que me digan, pero en la parte deportiva no lo hizo”.