Un Chile alicaído cayó ante Argentina en duelo por el 3° lugar de Copa América

La Roja tuvo un partido muy discreto en el partido que nadie quería jugar y quedó ubicada en el cuarto lugar del torneo continental.

No era un partido de gran importancia, se jugaba sólo un tercer lugar, pero lo cierto es que Chile llevó a cabo una presentación medianamente digna. La Roja cayó 2-1 frente a Argentina y se despidió de la Copa América ubicada en cuarto lugar.

Los dirigidos por Reinaldo Rueda ingresaron mal al terreno de juego y le regalaron el primer tiempo a los de Lionel Scaloni, en un intenso compromiso que tuvo dos expulsados y un penal cobrado por el VAR.

Con mucho público brasileño en el Arena Corinthians, la Roja ingresó desconectada al partido, cumpliendo su peor primer tiempo en todo el certamen continental. Más allá de algún remate de media distancia, al igual que en el duelo con Perú, la displicencia de la Selección en cancha era evidente.

Y los trasandinos lo aprovecharon para dar el primer golpe. Después de recibir una falta de Erick Pulgar, Lionel Messi aprovechó de salir rápido en un tiro libre mientras todo Chile reclamaba para dejar solo a Sergio Agüero. Gabriel Arias quedó atónito y en apenas 12 minutos el “Kün” marcaba el primero.

Las cosas se complicaron aún más cuando Alexis Sánchez se resintió a los 16’. Rueda no dudó y reemplazó al tocopillano por Junior Fernandes. El partido estaba caliente, mientras que una amarilla a Jean Beausejour desató una batalla campal en mitad de cancha.

Fue un compromiso muy bajo de la defensa chilena, Gonzalo Jara, Gary Medel y Paulo Díaz se entendieron poco y de una descoordinación de los dos primeros salió el segundo gol, cuando Paulo Dybala se metió muy solo y definió al palo cruzado en 21 minutos. Chile no se conectaba, e incluso el jugador de la Juventus casi marca el tercero de volea a los 30′, pero se le fue muy alto.

Entonces llegó la polémica. A los 37’, Medel le ganó la cobertura a Messi en un ataque del hombre del Barcelona, quien al borde del área se desquitó con un empujón sobre el “Pitbull”. El capitán reaccionó mal y comenzó a discutir con mucha violencia con el “10” de la Celeste y Blanca. Ahí Mario Díaz de Vivar, juez del partido, decidió expulsarlos a ambos.

Las tarjetas rojas desataron una fuerte pelea en la cancha, con duelos personales como el de Erick Pulgar con Leandro Paredes, que se dijeron de todo. Finalmente el juego continuó de manera normal.

En la segunda parte y con Beausejour como capitán, el combinado nacional ingresó más concentrado al estadio. Además, Jara se lesionó y salió reemplazado por Guillermo Maripán a los 48’, cambio que mejoró considerablemente el orden de la defensa.

Así llegó el descuento, cuando Giovanni Lo Celso le cometió infracción a Charles Aránguiz en la línea del área. El VAR acusó penal y la Albiceleste se volvió loca, con Germán Pezzela recibiendo amarilla por reclamar. Desde los doce pasos, Vidal ejecutó a sangre fría y puso esperanza para los de Rueda a los 57’.

En lo que quedó de partido, Vargas definió muy recto cuando tuvo el empate en el 71’, mientras que Gabriel Arias supo manejar una contra letal de Ángel Di María en el 77’. Los ánimos ya se habían enfriado, y pese a las insistencias Chile no pudo anotar y terminó cediendo el tercer puesto ante unos dirigidos por Scaloni desesperados por el silbato final.

Así, Argentina se quedó con el bronce y la Roja con el cuarto lugar en la Copa América 2019. Medel y Messi se perderán la primera fecha de las eliminatorias, mientras que la incógnita cae sobre el equipo que utilizará Reinaldo Rueda en el proceso rumbo a Qatar 2022.