Empresas de Qatar 2022 compensarán con 25 millones de dólares a repartir entre trabajadores

"160 empresas ligadas a proyectos de #Catar2022 aceptaron ofrecer a más de 37.000 empleados un total de 25 millones de dólares (22,1 millones de euros) para hacerse cargo de los gastos de reclutamiento", declaró en Twitter el Comité supremo, a cargo de la organización del torneo.

Empresas ligadas al Mundial de fútbol Qatar-2022 compensarán con 25 millones de dólares a más de 37.000 trabajadores inmigrantes que trabajan en la construcción de las infraestructuras del torneo, indicaron los organizadores del mismo.

Llegados en su mayoría de India y del sudeste de Asia, muchos trabajadores se vieron forzados a pagar gastos ilegales a intermediarios para ser reclutados en Qatar.

“160 empresas ligadas a proyectos de #Catar2022 aceptaron ofrecer a más de 37.000 empleados un total de 25 millones de dólares (22,1 millones de euros) para hacerse cargo de los gastos de reclutamiento“, declaró en Twitter el Comité supremo, a cargo de la organización del torneo.

El pago se efectuará “en el curso de los tres próximos años”, precisó.

Hasta ahora, el comité había indicado que sólo 12.000 empleados recibirían 12,4 millones de euros para pagar los gastos ilegales desembolsados por estos trabajadores.

En febrero, Qatar se comprometió a realizar una reforma del código de trabajo destinado a mejorar las condiciones de los dos millones de trabajadores inmigrantes que viven en su suelo, en la óptica del Mundial-2022, en respuesta a las críticas de la ONG Amnistía Internacional.

Rico emirato, Qatar instauró un salario mínimo de 750 riyals (unos 185 euros) y aceptó trabajar más estrechamente con la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En abril, Doha también anunció la abolición de aquí a finales de 2019 de su sistema controvertido de visados de salida que obliga a los trabajadores inmigrantes a obtener la autorización de sus patrones para poder dejar el país.

En un informe publicado en febrero, Amnistía Internacional había juzgado “difíciles” las condiciones de vida y de trabajo para “muchos trabajadores inmigrantes en Qatar”.