Abogado del expresidente del fútbol afgano niega delito de violencia sexual

El mes pasado Karim fue considerado culpable por la FIFA de violencias sexuales contra jugadoras y suspendido de por vida por la instancia.

El abogado de Keramuddin Karim, expresidente de la Federación Afgana de Fútbol (AFF), rechazó las acusaciones de violencia sexual hechas contra su cliente, calificándolas de historias “de fantasmas” alimentadas por el movimiento #MeToo.

El mes pasado Karim fue considerado culpable por la FIFA de violencias sexuales contra jugadoras y suspendido de por vida por la instancia.

Una investigación de la justicia interna de la FIFA llegó a la conclusión de que Karim era “culpable de haber abusado de su posición y de haber abusado sexualmente de jugadoras, violando el código ético” del organismo, por unos hechos ocurridos entre 2013 y 2018.

El interesado niega los hechos y también es objeto de actuaciones judiciales en su país.

Su abogado, el holandés Ivo Sigmond, dijo haberse encontrado con algunas jugadoras en Kabul y examinado las pruebas contra su cliente.

“Mi conclusión en este punto, cada vez que examinamos una acusación (…), si nos fijamos bien en los hechos, es una historia completamente diferente”, dijo en una rueda de prensa en Kabul.

“Hablamos de historias de fantasmas, personas anónimas que lanzan acusaciones”, expresó.

El letrado también criticó la decisión de la FIFA, poniendo en duda la solidez de las pruebas.

Según Sigmond, las actuaciones contra su cliente son similares a “una pesadilla (del asunto) MeToo”, en referencia al movimiento mundial que vio a numerosas mujeres denunciar agresiones sexuales o acoso.

La futbolista afgana Khalida Popal, quien había declarado haber recogido entre excompañeras de equipo testimonios de violencia sexual, amenazas de muerte y violaciones, saludó esta decisión, aunque estimó que solo se trataba de un “primer paso”.

Prohíben a dirigentes del fútbol afgano salir del país por sospechas de violencia sexual