Otra vez a Messi no se le dio: Brasil venció a Argentina y clasificó a la final

El cuadro local de la Copa América mostró un juego muy deslucido en los 90 minutos, pero supo aprovechar sus chances de peligro. Messi y la Albiceleste nuevamente se quedaron con las manos vacías.

Brasil venció 2-0 a Argentina en semifinales de la Copa América, y se ganó un boleto para la gran final a disputarse el domingo.

Pese a que Lionel Messi comandó algunas aproximaciones importantes en el cotejo, no logró gravitar en el resultado y sumó una nueva decepción en su carrera con la selección trasandina. Por su parte, el cuadro local no brilló, de hecho mostró un fútbol muy deslucido, pero fue más efectivo.

Los dirigidos por Tite comenzaron mejor en el Estadio Mineirao. Roberto Firmino avisó de entrada en un equipo que aprovechó el regreso a la titularidad de Casemiro para tener mayor facilidad para recuperar el balón.

Teniendo el control del partido, la apertura de la cuenta llegó a los 19 minutos. En una preciosa jugada iniciada por Dani Alves, el lateral del Paris Saint Germain habilitó a Firmino y este centró para Gabriel Jesús, quien definió con facilidad ante Franco Armani, desatando el carnaval de la hinchada local.

Pese a la derrota parcial, Argentina se envalentonó y de a poco logró hacerle daño a Brasil. Sergio Agüero tuvo el empate en el 29’ cuando en pelota detenida ganó por los aires y metió un certero cabezazo al que el larguero le dijo que no.

Dicha tónica se mantuvo en el comienzo del complemento, con llegadas claras de Lautaro Martínez y Rodrigo De Paul a los 49’ y 51’. El Scratch se durmió tras abrir el marcador y el ingreso de Willian por un anulado Everton en el entretiempo no le funcionó a los dueños de casa, quienes -salvo un disparo errado de Philippe Coutinho- se complicaban ante el avance de la Albiceleste.

Lo más significativo fue la mejora en el juego de Lionel Messi. Después de una discreta fracción inicial, el astro del Barcelona comenzó a hacer mucho daño e incluso tuvo el gol a los 56’, pero su tiro chocó contra el palo izquierdo.

Cuando parecía que llegaba el empate, Gabriel Jesús volvió a ponerse la capa de héroe. El del Manchester City se escapó solo en un contragolpe, dejó a Otamendi y a Pezzella en el suelo y le cedió el balón en bandeja a Firmino, quien sólo tuvo que empujarlo para sentenciar el partido a los 71’.

El gol terminó por liquidar las aspiraciones trasandinas, que no encontraron las herramientas para revertir el marcador.

Así, Brasil clasificó a la final de la Copa América, y espera rival entre Chile y Perú, quienes jugarán el miércoles.