Arde la polémica en la Roja: nominados habrían pedido a Rueda no convocar a Bravo

Según una revelación de un periódico nacional, los jugadores amenazaron con no integrar la Selección chilena si es que el arquero del Manchester City formaba parte del plantel.

Tras quedar fuera de la nómina definitiva de la Selección chilena para la Copa América, Claudio Bravo continúa en el foco y el quiebre con el camarín de la Roja seguiría latente.

Es que resulta que hace unos días el periodista Juan Cristóbal Guarello reconoció al aire en radio ADN que el portero del Manchester City le reveló que en las Clasificatorias para el Mundial de Rusia 2018 cinco jugadores cometieron indisciplina antes del duelo ante Paraguay y fueron a un casino.

Tras esto, El Mercurio que esta revelación molestó a las principales figuras del combinado nacional y que el cancerbero no fue convocado a la Copa América porque lo vetaron. 

“Reinaldo Rueda conversó con Gary Medel, Mauricio Isla, Charles Aránguiz y Erick Pulgar… Todos le dijeron lo mismo: no querían a Bravo en la selección”, contó un cercano a la interna.

“Con esto, Bravo ya no vuelve más… Y si vuelve, son varios, al menos 10, los que se van de la Selección. ¿Por qué dijo lo que dijo? Quizás cree que a Chile le va a ir mal en Brasil, entonces él piensa volver como el gran salvador”, añadió.

Pero además, el miembro de la Roja realizó fuertes acusaciones contra el ex Barcelona y Real Sociedad: “Ya que contó lo del casino, entonces contemos todo. Porque sí, unos compañeros fueron al casino y después a la casa de uno de los cinco. ¿Cómo supo él? Porque fue uno de los que llegó a la casa. El sexto fue él. Y eso que en Pinto Durán tenía todos los privilegios posibles: era el único que podía dormir con su hijo. El resto, nada. Con su egoísmo está perjudicando a mucha gente y, claro, también a la Selección”.

En tanto, otro jugador dijo que “cuando pasó el tema de los premios al Mundial de 2014, fue él (Bravo) quien decidió no pagar a todos los que participaron del proceso. Dijo que una comisión lo había decidido, pero no. Nuestro error fue bancarlo y no decir que no teníamos nada que ver”.