El Valencia le arrebató la Copa del Rey al Barcelona y Arturo Vidal

El conjunto blaugrana tuvo primer tiempo para el olvido y se fue en desventaja al entreacto. Ernesto Valverde tuvo que acudir al "Rey" en la segunda mitad para hacer daño, pero no bastó para vencer al cuadro "Che". Ahora el chileno pondrá su cabeza en modo Copa América.

Arturo Vidal no pudo volver a festejar antes de disputar la Copa América. Un tiempo le bastó al Valencia para derrotar al Barcelona por 2 a 1 en la final de la Copa del Rey. El chileno ingresó en el segundo lapso para darle más actitud a su equipo después de ir dos goles abajo, pero no fue suficiente para impedir el triunfo rival.

El elenco “Che” entregó el balón a los blaugranas. Una clara propuesta táctica de 4-4-2 esperaba al monarca de la liga española a la hora de atacar. Era un monólogo. El toque característico de los catalanes se hacía presente, pero los espacios escaseaban en la dictadura defensiva de los blancos.

Los culés no entraron finos en el Estadio Benito Villamarín. En el amanecer del partido, una falla de Clement Lenglet le permitió a Rodrigo Moreno regatear a Jasper Cillessen y definir, pero Gerard Piqué se jugó el pellejo y un poco más para sacar el balón desde la línea.

Las líneas del Valencia se estrechaban y no dejaban avanzar a Messi y compañía. El cuchillo de los pupilos de Marcelino García era el contragolpe. Precisamente, Sergi Roberto no llegó a cerrar a José Gayá, quien corrió por la izquierda y amortiguó un balonazo largo. Esperó y entregó por el centro a Kevin Gameiro. El francés se sacó fácilmente a Jordi Alba y fusiló a Cillessen para abrir el marcador.

Cuando se esperaba que el Barcelona reaccionara, otra vez un pase profundo, pero esta vez por el costado derecho, terminó en los pies de Carlos Soler, superando en velocidad a Alba. Con un centro medido para Rodrigo Moreno, el delantero puso el segundo de la jornada.

Arturo Vidal, quien sorpresivamente fue relegado al banco de suplentes, miraba cómo sus compañeros no podían romper el cerco valenciano y Ernesto Valverde analizaba qué cambios haría en el complemento, haciendo ingresar al “Rey” y a Malcolm.

Los cambios le dieron un nuevo aire al Barcelona y el equipo adelantó sus líneas para hacer daño. A pesar de un tiro peligroso de Gonçalo Guedes en los primeros minutos, la escuadra del chileno abrió esos espacios cerrados y Lionel Messi casi descuenta con una gran jugada con Malcolm, que culminó con un cachetazo que golpeó en el palo y con un incómodo Vidal atacando el esférico que se fue alto.

El Valencia dejó que los blaugranas crecieran en su fe. El “King” se instaló en el área rival y molestaba a sus rivales, mientras sus compañeros abrían el campo para profundizar sus llegadas. Messi tuvo su revancha y descontó luego de conectar con el arco descubierto tras un córner cabeceado por Lenglet y que tapó con rebote Jaume Domenech.

El partido se volvió intenso, pero el elenco de Vidal no pudo nivelar el compromiso. El Valencia se alzó como campeón de la Copa de Rey e impidió que el chileno levantara un nuevo trofeo con el Barcelona.