Mayne-Nicholls: “Sería un orgullo traer a Bravo, Vidal y Matías, pero no depende de mí”

El vicepresidente ejecutivo de Blanco y Negro afirmó que hay mucho por hacer en Colo Colo y espera aportar con sus conocimientos para "hacer más grande a la institución". Además, expresó que no descartaría traer algún día a Marcelo Bielsa: "Todo se puede, hay que ver si coincidimos", añadió.

La llegada de Aníbal Mosa a la presidencia de Blanco y Negro trajo consigo el arribo de Harold Mayne-Nicholls como vicepresidente ejecutivo de la institución. El ex mandamás de la ANFP se interesó en el proyecto que plantea Colo Colo y busca ser un aporte desde la dirigencia alba.

El director del Cacique sabe que las expectativas por su gestión son altas y en conversación con La Cuarta expresó: “Hice mucho y hay mucho por hacer. Y acá estoy, entregando lo mejor de mis conocimientos, mis contactos, para que el club sea más grande”. 

Los hinchas esperan ver pronto caminando por el “Monumental” a jugadores emblemas de la institución y Mayne-Nicholls sabe que pedirán la vuelta de más de alguno. “Seguro que lo harán, y están en su derecho. Luego hay que ver qué se puede y qué no. En este instante tenemos tremendo equipo y figuras importantes. Jorge Valdivia, por ejemplo, es de nivel mundial, no hay por dónde discutir su capacidad futbolística y su amor por la camiseta”, expresó.

“Quisiera tener a todos los jugadores que el cuerpo técnico crea que son necesarios para salir campeones de todas las competencias. No creo en los dirigentes contratando jugadores. Hay recursos que optimizar y ver también las circunstancias. Claudio (Bravo), Arturo (Vidal), Matías (Fernández)… y tantos otros. Sería un orgullo poder traerlos, pero no depende de mí”, complementó.

Ante la consulta de si traería a Marcelo Bielsa al club, el expresidente de la ANFP no lo descartó: “Marcelo vino el 2007 y todos me hacían la pregunta de si el medio era atractivo. Me trataron de loco, y acá estuvo tres años. Todo se puede, hay que ver si coincidimos, hoy tenemos un gran entrenador y tengo mucha fe en la capacidad de Mario Salas (…) Además, Marcelo debe estar bastante deprimido con lo que pasó en Leeds. No creo que esté de humor ni siquiera para levantar el teléfono”.