Más de un año de prisión para futbolistas rusos Mamaev y Kokorin por agresiones

A comienzos de octubre, una juerga en Moscú derivó en ataques de los dos futbolistas en la calle al chófer de una presentadora de televisión, y horas después a dos altos funcionarios del Ministerio Ruso de Comercio que estaban sentados en una cafetería.

Los futbolistas internacionales rusos Pavel Mamaev y Alexander Kokorin, juzgados por agresiones cometidas bajo los efectos del alcohol en Moscú el pasado mes de octubre, fueron condenados a más de un año de prisión, constató un periodista de la AFP.

Pavel Mamaev, centrocampista del Krasnodar, y Alexander Kokorin, delantero del Zenit, fueron declarados culpables de “golpes y lesiones”, y de “hooliganismo” tras un proceso celebrado en el tribunal Presnenski de Moscú.

Mamaev fue condenado a 17 meses de prisión y Kokorin a 18. Otros dos acusados, el hermano pequeño de Kokorin y un antiguo futbolista profesional, fueron condenados a penas similares.

A comienzos de octubre, una juerga en Moscú derivó en ataques de los dos futbolistas en la calle al chófer de una presentadora de televisión, y horas después a dos altos funcionarios del Ministerio Ruso de Comercio que estaban sentados en una cafetería.

El centrocampista del Krasnodar y el delantero del Zenit de San Petersburgo se encuentran encarcelados desde entonces en la prisión moscovita de Butyrka.

En abril comenzó el juicio por este caso, que provocó un enorme escándalo en el país, sobre todo porque ambos jugadores ya habían protagonizado hechos similares en 2016, cuando Mamaev y Kokorin celebraron una velada con mucho alcohol en Mónaco, unos días después de la eliminación de Rusia en la Eurocopa 2016, lo que les costó una suspensión.