A la U ya se le olvidó lo que es ganar un partido

Los azules se pusieron tres veces en ventaja ante Curicó Unido, pero no pudo aguantar el marcador y solo logro un empate 3 a 3, que lo mantiene en zona de descenso. El segundo tanto de los visitantes fue un grosero error de Johnny Herrera.

No puede respirar Universidad de Chile. La U igualó a 3 contra un Curicó Unido, que empató en el último minuto, y sumó seis fechas consecutivas sin saber de vitorias, con lo que Alfredo Arias sigue sin conocer de triunfos desde su llegada y el cuadro azul no sale de la zona de descenso. 

En un electrizante partido, el peligro para los locales apareció en apenas 13 minutos, cuando una mano de Sergio Vittor en el borde del área le permitió al venezolano Carlos Suárez avisar desde pelota detenida la primera jugada de peligro del compromiso.

Sin embargo, el juego del cuadro universitario era superior, influenciado por el retorno de Jean Beausejour, y consiguió abrir el marcador gracias a una buena jugada colectiva que Nicolás Oroz terminó definiendo en apenas 18 minutos de juego. 

Pero los dirigidos por Dalcio Giovagnoli tendrían mucho que proponer, y en el 20’ un disparo de Carlos Cisternas desde la mitad de la cancha casi sorprende a un adelantado Johnny Herrera, pero el balón impactó en el travesaño superior en lo que fue un aviso del posterior gol de los franja sangre.

Finalmente, el elenco albirrojo consiguió el empate gracias a Carlos Espinoza, en una gran combinación entre Mauro Quiroga y Matías Cavalleri, que dejó al ex jugador de la Universidad Católica definiendo solo en el 22’. 

En la segunda mitad, los laicos dominaron la totalidad del juego, pero con Nicolás Guerra y Leandro Benegas fallando ocasiones inmejorables de gol. Finalmente, este último tuvo su revancha y en un córner en el 54’ fusiló la portería visitante para marcar el temporal 2 a 1. 

Sin embargo, el equipo del Maule volvió a empatar cuando Héber García sorprendió con un misil desde la mitad de la cancha a un Herrera que estaba nuevamente adelantado y que no pudo controlar el balón, desatando un silencio sepulcral en 59 minutos. 

Ahí, el que apareció como héroe fue Matías Rodríguez, el que sigue con una racha goleadora pese al mal momento de la U, y en el 70’ cuando nadie parecía querer pegarle al arco probó desde el semicírculo del área y batió a Deschamps, entregándole el triunfo parcial al “Romántico Viajero”.

Pero lo de la U parece una maldición, y en el minuto 90 Quiroga apareció en el segundo poste para ganarle la posición a Rodrigo Echeverría y de cabeza marcar el empate, dejando a los dirigidos por Arias en zona de descenso.

El empate dejó a Universidad de Chile en el decimoquinto puesto con apenas 6 unidades, en una pesadilla que no parece nunca acabar. Por otro lado, Curicó Unido sigue con su discreto campeonato y es decimotercero con 9 puntos.