Mouche y el fútbol chileno: “Termino cansadísimo y despierto con dolores”

El delantero argentino llegó esta temporada al Cacique y se ha ambientado de buena forma a nuestro país. Confiesa que pensaba que el ritmo del balompié nacional era menos intenso y habló de su grupo de amigos en el Monumental.

Uno de los puntales de Colo Colo en esta temporada ha sido Pablo Mouche. El argentino llegó al estadio Monumental con un extenso currículum, que cuenta con pasos en Boca Juniors, Palmeiras, Kayserispor de Turquía, entre otros tantos clubes, y no ha defraudado.

Sin embargo, en conversación con Las Últimas Noticias, el delantero confiesa que no se confía, que siempre trata pensar en positivo, habló del “sello” que tiene el fútbol nacional y cómo se ha ambientado al país.

Confesó que no pensaba que las cosas le saldrían tan rápido en el Cacique, donde lleva ocho encuentros y tres goles. “No lo esperaba, en particular el cariño de la gente. Tampoco me creo el mejor o que me gané a la hinchada. Son cosas lindas, pero los futbolistas tenemos que estar preparados para lo malo”, expresó en la entrevista.

Sobre el balompié chileno, el extremo izquierdo albo admitió que llegaba con la idea de que era un fútbol menos intenso. “He terminado partidos cansadísimo, al otro día me levanto con dolores. Lo veo como un fútbol en que los equipos intentan jugar bien, con trabajo de movimientos, con una intención de salir jugando”, remarcó.

La adaptación ha sido sencilla para el trasandino, en especial porque se encontró con excompañeros, como José Manuel Insaurralde y Agustín Orión:Chaco es mi compañero de pieza en la concentración. Los que me conocían me hicieron sentir cómodo apenas llegué. Matías Zaldivia también. Ese es mi grupito de los mates en la mañana, de las juntas de comer asado (…) La sede es la casa de Mati, porque tiene parrilla fija, con carbón, como en Argentina. Chaco es el que cocina”.