“Estoy de vuelta en el campo”: Pelé agradece el cariño tras su hospitalización

"Mis queridos amigos. Estoy feliz de escribir nuevamente para avisar de que estoy bien", arranca el mensaje publicado en el perfil de Twitter del exdelantero, de 78 años, quien cuenta con más de 2,6 millones de seguidores. 

El mítico exjugador brasileño Pelé agradeció este martes el cariño recibido durante sus casi dos semanas de hospitalización y afirmó estar con “sed de nuevos goles en la vida”, un día después de recibir el alta del establecimiento de Sao Paulo donde fue operado de un cálculo renal.

“Mis queridos amigos. Estoy feliz de escribir nuevamente para avisar de que estoy bien”, arranca el mensaje publicado en el perfil de Twitter del exdelantero, de 78 años, quien cuenta con más de 2,6 millones de seguidores.

“Quiero agradecerle al equipo médico del Hospital Albert Einstein, y especialmente a ustedes, por las oraciones y la energía positiva. Estoy de vuelta en el campo, con sed de nuevos goles en la vida”, añadió.

‘O Rei’ se dirigió a sus seguidores un día después de haber recibido el alta en este prestigioso centro paulista, donde fue operado exitosamente el sábado por la mañana para extraerle un cálculo renal en el uréter izquierdo.

El triple campeón del mundo (1958, 1962, 1970) había llegado al hospital paulista el 9 de abril, procedente de otro centro en París en el que había permanecido seis días internado debido a una infección urinaria grave, provocada por un cálculo en uno de los uréteres (conductos que unen los riñones con la vejiga).

Las molestias de la leyenda brasileña, quien debía viajar después a Estados Unidos, arrancaron cuando cumplía compromisos publicitarios en la capital francesa, donde se encontró con el joven campeón del mundo Kylian Mbappé, a quien muchos apuntan como su sucesor.

En total, Pelé pasó 13 días internado, seis en París y otros siete en Sao Paulo.

Esta no es, sin embargo, la primera vez que la salud de Pelé despierta preocupación.

En noviembre de 2014, ‘O Rei’ ya fue internado en cuidados intensivos tras otra infección urinaria similar, que le obligó a someterse a diálisis en su riñón izquierdo, el único que le queda desde que en los años 70 le fue extirpado el derecho debido a una lesión cuando aún era jugador.