Barcelona venció de visita al United, y corre con ventaja en cuartos de Champions

El cuadro de Arturo Vidal, quien ingresó desde el banco, impuso su juego en Old Trafford y rescató un triunfo que puede ser clave de cara a su objetivo de clasificar en el certamen. En tanto, en la otra llave de la jornada, la Juventus de Cristiano Ronaldo igualó de visita con Ajax.

Barcelona no necesitó lucir para ser una ingrata visita para Manchester United por los cuartos de final de Champions League, luego de vencer por 1-0 con autogol de Luke Shaw. Con Arturo Vidal desde los 66’, los catalanes prolongaron su invicto en el certamen, ganaron por primera vez en el Old Trafford y quedaron bien parados para la vuelta en el Camp Nou.

Fieles a su estilo, los blaugranas tocaban de lado a lado para abrir los espacios que cerraban con candado los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer. Lionel Messi recibía para crear juego, pero el local le cerraba los caminos.

Sin embargo, a los 12’, el argentino picó por el frontis del área e hizo una diagonal para inquietar las aguas. Mientras los defensas se iban pegando, levantó la cabeza e hizo caer un centro al solitario Luis Suárez, quien se desmarcó para cabecear al segundo palo, siendo desviado por Luke Shaw y entrando a la portería. Hubo una confusión por un supuesto offside que fue desestimado gracias al VAR.

Los Diablos Rojos presionaban y aumentaron la intensidad de su juego, ocasionando un cariño a Messi por cortesía de Smalling, quien lo interceptó con un fuerte golpe que lo dejó sangrando.

Sergio Busquets, uno que pocas veces falla, tuvo varios problemas en la salida y Marcus Rashford era un constante dolor de cabeza para la defensa visitante.

Manchester United entró al complemento con el mismo empuje, pero poca profundidad. Barcelona bajó un cambio y cedió el balón por minutos. La arremetida inglesa llevó a Ernesto Valverde a llamar a Arturo Vidal para ingresar por Coutinho y reforzar el mediocampo. Su ímpetu lo llevó a ganarse una amarilla. 

Los españoles se afirmaron en la cancha, pero sin brillar. Semedo y Sergi Roberto se turnaban para incomodar por derecha sin capitalizar una mayor jugada de peligro para De Gea. Eso sí, el guardameta hispano estuvo atento a un tiro libre de Messi que fue desviado por la barrera.

Con este resultado, Manchester United confirma que aún le cuesta ganar como local en el plano internacional, ya que sólo suma un triunfo y un solo gol como anfitriones.

Por su parte, Ajax y Juventus empataron 1-1 en duelo disputado en Ámsterdam.

Después de volver a la titularidad tras superar la lesión muscular que sufrió hace dos semanas jugando con Portugal, Cristiano Ronaldo adelantó a los italianos al filo del descanso con un remate de cabeza (45′) y empató el brasileño David Neres, de potente disparo cruzado, en la primera acción de la segunda parte (46′).