Los elogios de la prensa argentina a Díaz, Arias y Mena tras título de Racing

Los tres chilenos se llenaron de halagos por ser claves en la campaña que le permitió a la Academia conseguir la corona en la Superliga de Argentina.

Gabriel Arias, Marcelo Díaz y Eugenio Mena se sumaron a la lista de futbolistas chilenos en gritar campeón en Argentina, luego de consagrarse campeones de la Superliga con Racing de Avellaneda.

Los tres jugadores nacionales estuvieron en cancha y fueron claves en la campaña que le permitió a la Academia bajar la 18° estrella en la Primera División trasandina, por lo que la prensa de ese país llenó de elogios a los criollos.

Sobre “Carepato”, el diario Olé publicó: “Es el cerebro del equipo. Tomó el puesto en el 2-0 con Central y sólo lo dejó por un par de lesiones. Claro, conceptual, de pase clarificador al compañero, lleno de jerarquía. Llegó de México por la lesión de Mauricio Martínez y, posiblemente, fue el mejor después de Licha López”. 

En tanto, La Nación de Argentina expresó: “El equilibrio principal fue Marcelo Díaz, que fue volante central, líbero y también líbero por delante, hasta apareció como mediapunta y wing derecho por pasajes del partido con Aldosivi. Pero su función era aportar equilibrio, justamente, en un equipo que transmitía una gran voracidad ofensiva”. 

Respecto a Arias, Olé comentó: “Un baluarte, con atajadas puntuales en momentos demasiado puntuales. Llegó en silencio desde La Calera de Chile, rindió de entrada, se recuperó de una lesión y mostró su jerarquía de arquero de selección”. 

“A Racing le gusta salir jugando desde su arquero Arias. Y más de una vez, con todos los receptores tapados en la línea de volantes, Sigali y Donatti aprovechaban para seguir ellos con la conducción hasta la mitad de la cancha para, una vez allí, hacer un cambio de frente largo para un Licha López que esperaba estacionado como volante izquierdo. Pero así como atacó, Racing también defendió. Desde Arias a Licha López, hubo tanta sed ofensiva como sacrificio para retroceder y evitar que los rivales le conviertan”, añadió La Nación sobre el meta.

En cuanto a Eugenio Mena, Olé sostuvo: “El internacional chileno vino de Brasil y se adaptó a la exigencia de Coudet y del fútbol argentino. Seguro en la marca, fue un pistón por el lateral con varios centros con veneno”.