La felicidad de Massú: “Estas semanas con Thiem han sido espectaculares”

El chileno repasó el trabajo que está realizando con el austríaco, que ya tiene como frutos el título en el Masters 1.000 de Indian Wells, el trofeo más importante en la carrera del europeo.

Han pasado dos días desde que Dominic Thiem se coronó campeón del Masters 1.000 de Indian Wells con una victoria ante la leyenda suiza Roger Federer, y bajo la tutela de un Nicolás Massú que ha vivido unas semanas espectaculares.

Es que a comienzos de febrero el viñamarino guió al equipo chileno de Copa Davis para clasificar al Grupo Mundial de la renovada Ensaladera de Plata tras ocho años, y ahora, en calidad de entrenador ayudante, llevó al austríaco a conquistar el título más importante de su carrera. Por eso, el criollo se mostró bastante contento. 

“La verdad es que estoy muy feliz. Estas semanas que han pasado han sido espectaculares. Partiendo por la subida de Chile al Grupo Mundial, y ahora como entrenador lograr un Masters 1.000 tan rápido, luego de tan pocas semanas de trabajo con Dominic, es algo increíble”, expresó el “Vampiro” en diálogo con El Mercurio. 

“Todos los días trabajo para dar lo mejor de mí. Entrego mi 100 por ciento, porque esto me apasiona, es lo que más me gusta. He vivido casi toda mi vida ligado a esta actividad, y cuando uno tiene estos resultados, obviamente que se pone feliz por el sacrificio, el esfuerzo, las ganas que uno le pone. Hay que seguir con muchas ganas, son grandes momentos que hay que disfrutar y ahora seguir. Ya estamos en Miami preparando el torneo, y como la vida del tenista es muy rápida, enseguida hay que enfocarse en lo que viene”, añadió el doble campeón olímpico.

Además, sobre su trabajo con el actual 4 del mundo, Massú agregó: “Me pone muy feliz haber ayudado a una gran persona que he conocido como Dominic. De tratar, en estas pocas semanas que llevamos, de traspasarle algunas ideas, muchas conversaciones, entrenar con calidad, con esfuerzo, día a día. Él tiene un talento espectacular, es muy trabajador y juega un tenis que no tiene límites”. 

“Llegamos a Indian Wells dos semanas antes, preparamos el torneo de la mejor forma. Se puso fuerte otra vez físicamente, ya que tuvo problemas de salud a principios de este año. Esa era la prioridad”, completó.