Valdés: “Próxima administración de la U deberá transformar resultados, sino no es posible que la S.A siga funcionando”

El hombre que comandó una exitosa etapa en los estudiantiles hoy es el rector de una universidad y sigue al club como hincha. Descartó volver a la presidencia de Azul Azul, y analizó el pésimo momento actual.

Universidad de Chile vive un oscuro momento. Tras la polémica por el cambio de técnico, Carlos Heller renunció a la presidencia. El empresario se fue sin cumplir sus promesas pese a la fuerte inversión realizada y acusando amenazas de muerte de los barristas. El nombre de Federico Valdés rápidamente empezó a sonar. Estuvo al mando entre 2009 y 2012, uno de los períodos más exitosos en la historia del cuadro laico.

“Hay muchos hinchas que me lo han pedido, pero está descartado. En este momento de mi vida no tengo ninguna posibilidad de darle a la U lo que se requiere para conducirla. Sé exactamente cuánto tiempo se necesita para poder hacerlo bien y es incompatible con mi trabajo actual. Con el dolor de mi alma tengo que decir que no hay ninguna posibilidad de asumir algo tan demandante como la presidencia de la U”, afirmó el extimonel en entrevista con El Mercurio.

Valdés actualmente es rector de la Universidad del Desarrollo. Vive tranquilo. Sin las urgencias ni las presiones de un club que está todo el año bajo el foco mediático. “Yo de verdad salí de la U con la satisfacción de lo que conseguimos, y no con el propósito de volver a ser dirigente. Yo disfruto ser hincha. Disfruto volver a ser lo que fui toda la vida, es mucho más fácil y más entretenido”, declaró.

“La U está viviendo un momento tremendamente complicado y lo primero que hay que hacer es tener la cabeza fría, porque en momentos turbulentos se pueden tomar malas decisiones. Siento lo mismo que sienten todos: pena, frustración, pero tengo claro que no soy cualquier hincha. No quiero echarle leña a la hoguera. Sé lo difícil que es ser dirigente y los de la U hoy sin duda que lo están pasando muy mal”, añadió.

Una guerra de declaraciones cruzadas ha arreciado al club. Jugadores e hinchas versus dirigentes, técnicos contra gerentes deportivos. Valdés cree que es el momento de callar y de mirar la planilla de gastos. 

“Lo primero que necesita hacer la U es funcionar normalmente, sin estar en el centro de la noticia y que los jugadores estén preocupados porque un entrenador se va y otro llega, o porque los hinchas amenazan a los presidentes. Además, por lo que uno ve en los balances, la U tiene que cerrar la brecha que hay entre ingresos y gastos. La situación de déficit que se está produciendo permanentemente hasta ahora había sido salvada porque Carlos Heller muy generosamente había puesto recursos de él, ya sea prestando plata o realizando aumentos de capital”, expresó.

“Yo no creo que eso vaya a estar disponible ahora que dejó de ser presidente. La próxima administración deberá transformar los resultados en uno que por lo menos flote. Si no, no es posible que la sociedad anónima siga funcionando. La U necesita solucionar de inmediato el déficit financiero”, cerró.