Instan a FIFA a tener en cuenta los DDHH con Mundial de Qatar ampliado

"Dada la posibilidad de una Copa del Mundo en 2022 ampliada que obligue potencialmente a otros países a albergar (partidos) el torneo, recordamos a la FIFA su compromiso de respetar los Derechos Humanos, la transparencia y el desarrollo sostenible" como indicó (Qatar) durante "su proceso de candidatura", añade una carta firmada por ocho organizaciones humanitarias, entre ellas Amnistía Internacional y Human Rights Watch. 

La FIFA debe poner los Derechos Humanos en el centro de la decisión de hacer disputar encuentros del Mundial de Qatar 2022 en otros países de Oriente Medio, si el torneo se amplía a 48 equipos, exigieron este martes varias ONG en una carta abierta a Gianni Infantino, presidente del organismo rector del fútbol.

“Dada la posibilidad de una Copa del Mundo en 2022 ampliada que obligue potencialmente a otros países a albergar (partidos) el torneo, recordamos a la FIFA su compromiso de respetar los Derechos Humanos, la transparencia y el desarrollo sostenible” como indicó (Qatar) durante “su proceso de candidatura”, se puede leer en la misiva.

“Le pedimos (a Infantino) también confirmar públicamente que toda evaluación de los potenciales coorganizadores para 2022 seguirán un proceso que incluya estos criterios”, añade la carta firmada por ocho organizaciones humanitarias, entre ellas Amnistía Internacional y Human Rights Watch.

La carta ha sido enviada justo antes de la reunión que el Consejo de la FIFA mantendrá en Miami el jueves y viernes de esta semana, en la que figura en la orden del día el debate sobre la ampliación de los equipos participantes en Qatar-2022 de 32 a 48 países.

Esto obligaría a que Qatar a tener que compartir la organización del evento, teniéndose que disputar partidos en otros partidos vecinos del Golfo, una región muy inestable desde el punto de vista geopolítico.

Reacción de la FIFA

Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto rompieron relaciones diplomáticas con Qatar en junio del 2017, acusándole de tener vínculos estrechos con el régimen islamista de Irán, potencia regional de mayoría chiita y rival de Riad, y de mantener financieramente a grupos radicales islamistas, entre ellos los Hermanos Musulmanes. Doha niega estas acusaciones.

“Vamos a ver si es posible. Si es realizable, tendremos un Mundial fantástico con 48 (equipos) en Qatar y en algunos países limítrofes. Si no, muy bien, tendremos un Mundial fantástico con 32 en Qatar. No hay nada malo en estudiar la cuestión”, declaró Infantino el pasado 27 de febrero.

Desde su elección como sede del Mundial-2022, Qatar está bajo presión en materia de respeto de los Derechos Humanos, en particular en lo referente a las condiciones de vida de los trabajadores inmigrantes procedentes de Asia que trabajan en la construcción de los estadios que albergarán los partidos y en las infraestructuras.

“Las posiciones de la FIFA y su compromiso hacia los derechos humanos son sin equívoco y forman parte integrante de las exigencias que figuran en los dosieres de candidatura para todos los torneos futuros, conforme a nuestra política en materia de derechos humanos”, reaccionó un portavoz de la FIFA, en un correo electrónico enviado a la AFP.

“Así lo muestra el estudio de factibilidad (sobre un Mundial 2022 con 48 equipos) que será presentado el viernes en la reunión del Consejo, y será el mismo caso con un potencial torneo organizado en varios países en 2022”, añadió este portavoz.