Prensa Española dura con Vidal: “Envió melones a sus compañeros”

"No está al nivel que se le exige a un centrocampista del Barça", "aporta pocas ideas en la creación", y "acabó desquiciando a todo el mundo", fueron algunos de los comentarios.

Con Arturo Vidal de titular, el Barcelona sufrió ante el Sevilla y terminó siendo rescatado por otra descomunal actuación de Lionel Messi que le permitió llevarse una victoria 4-2. Si bien el “Rey” dio batalla en la mitad de la cancha y estuvo atento en las coberturas defensivas, no mostró claridad con el balón. La prensa española lo criticó ásperamente tras el encuentro disputado en el Sánchez-Pizjuán.

“Arturo Vidal no está al nivel que se le exige a un centrocampista del Barça. El chileno quedó retratado, y marcado”, escribió Marca. 

“Jugó por la banda derecha, asociándose con Semedo. Auxilió a la defensa, muy exigida por el Sevilla, pero le faltó claridad, precisión y acierto en algunos de sus pases. Buscó el gol con un buen remate en el minuto 24 de la primera mitad. Acabó desquiciando a sus compañeros, sobre todo a Piqué y a Rakitic. No fue su tarde. Valverde lo sentó en el descanso. Cambio merecido”, añadió el periódico madrileño.

El medio AS siguió en la misma línea y cree que ha sido uno de los peores partidos del ex Bayern Múnich como blaugrana. “No le salió una con el balón, enviando en más de una ocasión auténticos melones a los compañeros. Sin balón tampoco es que estuviera muy acertado en esta ocasión. Fue sustituido por Valverde al descanso”, afirmó.

Sport, el diario deportivo más grande de Cataluña, lo calificó como una “anomalía” y le puso una pobre nota tres. “Es complicado descifrar qué papel interpreta en el equipo. Intenso a nivel defensivo, aporta pocas ideas en la creación y le cuesta entender el fútbol con balón, algo imperdonable si juegas en el centro del campo del Barça”, afirmó.

Sólo Mundo Deportivo vio algunas cosas positivas en el encuentro que hizo el ex Juventus. “El Barça necesitaba una sacudida y él pagó el pato, sin haber sido el peor de la primera parte. Tuvo mucha más actitud que aptitud. Messi aparte, fue el único que remató con intención en un cabezazo”, apuntó.