Gonzalo Jara: “No podría cerrarle las puertas a la selección”

Al defensor le gustaría volver, aunque sabe que dependerá de su rendimiento en su nuevo club Estudiantes de La Plata.

Tras su opaco paso por Universidad de Chile, Gonzalo Jara desembarcó en Estudiantes de La Plata. En el áspero fútbol argentino esperan ver a ese central con control y autoridad que maravilló en la mejor época de la selección chilena.

“Tuve opciones de ir México también, pero siempre quise venir a Argentina y no se me había dado. En esta ocasión era la decisión que debía tomar, por un tema de rendimiento y de fútbol. Estando en Argentina iba a estar mucho más cerca de mi familia”, contó el jugador de 33 años en conversación con Radio Cooperativa. 

El dos veces mundialista regresó de Europa en 2016 para cumplir el sueño de su infancia en las canchas de tierra de Hualpén: jugar por la U. Pero en el elenco azul nunca se pudo afirmar y cometió errores en partidos claves, como ante Vasco de Gama por Copa Libertadores, que lo condenaron. 

“A uno se le carga la mano. Desde que llegué a la U siempre dije que era un simple defensor que iba a apoyar en lo que pudiera. Después pasan otras cosas, a ratos jugué bien y a ratos mal, quizás no pude mostrar lo mismo que en la selección, quizás porque el nivel altísimo que mostramos en la Roja es algo difícil que se vuelva a repetir”, expresó el defensa.

“Yo soy súper autocrítico como persona, pero soy de bajo perfil, lo hago internamente. De la U me voy feliz, no puedo decir nada, encontré buena gente y me voy con la mejor impresión. Nos faltó ganar cosas por lo grande que es la U, nos faltó en lo colectivo”, agregó.

Chile defenderá el bicampeonato de América este año. Si bien “Jarita” no ha sido considerado en ninguna nómina de Reinaldo Rueda, está disponible si es requerido.

“No podría cerrarle las puertas a la selección, porque a mí me dio mucho. Sé que esto va de la mano con el rendimiento”, comentó.

El conflicto entre Claudio Bravo y Arturo Vidal ha dividido aguas al interior de la selección. El formado en Huachipato cree que es momento de dejar los egos de lado y hablar cara a cara.

“No somos Brasil ni Argentina, no nos sobran jugadores. Tenemos que tomar lo mejor de cada equipo y jugador para que la selección esté bien”, apuntó.

El técnico colombiano ha sido duramente criticado por la renovación del plantel y por el fútbol errático que ha mostrado la Roja. En Brasil será su primer gran apriete y las sombras que lo vienen acechando lo podrían devorar.

“La exigencia que tiene la selección es muy alta y renovarse en el éxito es muy difícil, quizás lo que mostramos no se vuelva a repetir”, afirmó el zaguero.