Fracaso es decir poco: En los últimos segundos la Roja sub 20 cayó ante Colombia y se despidió del Sudamericano

En un partido en que el cuadro nacional tuvo superioridad numérica durante más de 50 minutos, no fue capaz de al menos igualar frente a los "cafetaleros". Héctor Robles suma un nuevo proceso decepcionante.

Decepcionante final para la Selección Chilena dirigida por Héctor Robles en El Teniente. La Rojita no hizo la tarea y perdió por la cuenta mínima contra Colombia con un gol en el último minuto y pese a tener un hombre más desde la mitad del primer tiempo. 

Robles llevó a cabo un planteamiento defensivo desde el primer instante y eso quedó reflejado en que el joven combinado nacional no llegó en ninguna ocasión al arco colombiano durante la mitad inicial.

Así, la rigidez del duelo comenzó a desesperar al elenco cafetalero, que necesitaba del triunfo para clasificar a la siguiente fase. La fricción comenzó a aumentar hasta que encontró su punto cúlmine cuando Jader Valencia le dio un codazo a Tomás Alarcón, dejando a los amarillos con un hombre menos. 

La superioridad numérica le dio confianza a la Rojita de cara a la segunda mitad, donde tuvo dos llegadas de peligro gracias a las individualidades de sus delanteros. Primero Iván Morales realizó una estupenda jugada en el 63’ pero su potente disparo se fue elevado, y luego Diego Valencia en una volea de media vuelta que se fue con mucha violencia sobre el poste en el 66’.

Sin embargo, pese a las complicaciones, Colombia se las arregló para hacer daño, principalmente con un José Enamorado que ingresó en la segunda fracción y generó mucho daño, mientras que el ataque más claro fue en el 67’ con un disparo de Yeison Tolosa que reventó el travesaño. 

En el ocaso del partido, Chile tuvo dos oportunidades de liquidar el duelo, primero en una contra de Morales en el 83’ que el portero Kevin Mier achicó muy bien y luego Axl Ríos un minuto después con un fuerte remate que apenas fue desviado por el arquero cafetalero.

Pero la pesadilla llegó en el último instante. Cuando corría el minuto 5 del alargue (última jugada del cotejo), Carlos Cuesta ganó la posición después de una serie de rebotes en el área y con un muy débil disparo la pelota terminó ingresando en el arco de Luis Ureta. Gol, pitazo final, y Chile quedó eliminado del torneo. 

Así, Colombia clasificó al hexagonal y quitó a Chile su sueño de clasificar al Mundial de Polonia. Nuevo proceso fallido de Héctor Robles, quien no pudo pasar de la fase de grupos el 2017 y ahora repite la historia.