Jarry y Garin se despidieron rápidamente del Abierto de Australia

Ambos tenistas fueron eliminados en primera ronda. La raqueta número uno de Chile y 45º de la ATP cayó en un apretado duelo ante el argentino Leonardo Mayer (53º), 7-6 (4), 7-6 (3), 4-6 y 6-3, mientras que Garin (89º) fue vapuleado por el belga David Goffin (22°), por 6-0, 6-2 y 6-2.

Muy corta fue la actuación de los tenistas chilenos Nicolás Jarry (45º) y Christian Garin (89º) en el primer Grand Slam de la temporada, el Abierto de Australia, al caer en primera ronda.

Para Jarry no hubo revancha, ya que al igual que en la edición pasada, el chileno volvió a caer frente a un sólido argentino Leonardo Mayer (53º), esta vez por 7-6 (4), 7-6 (3), 4-6 y 6-3. 

Sin embargo, a pesar de la caída, el tenista nacional sacó cuentas positivas de su desempeño en el primer major de la temporada.

Estuvo bastante bien, he estado trabajando en ciertas cosas durante toda la pretemporada y las he podido llevar a cabo de buena manera, buscando cosas diferentes. El resultado no fue lo mejor, se escapó por un par de puntos, pero quedo contento con lo que fue mi desempeño”, reconoció el “Príncipe”.

“Comparando con el año pasado, éste lo empiezo mucho mejor, eso me tiene motivado para lo que viene en el futuro, para el 2019”, añadió el nieto de Jaime Fillol.

Además, descartó que su retiro del ATP 250 de Sídney, por una ampolla en un pie, le pasara la cuenta en su derrota ante Mayer: “No creo que influyera no jugar en Sídney, llegan todos con pocos partidos jugados, estaba con más ganas… pudo afectar un poco mi nerviosismo del principio, pero uno a los Grand Slam entra muy nervioso siempre, pero creo que no afectó”.

Mientras que, aunque el estreno de Garin asomaba bastante duro, al enfrentar a un ex 7 del mundo como el belga David Goffin (22º), no estaba en los cálculos que el chileno recibiera una verdadera paliza con parciales de 6-0, 6-2 y 6-2 en apenas una hora y media.

Tras el cotejo, el chileno intentó explicar la categórica derrota que recibió a manos del europeo en el primer partido de su carrera en el Grand Slam oceánico.

Fue un partido en el que nunca me pude encontrar como venía jugando, fue de esos partidos en que no me encontré para nada y contra un rival así, te pasan por encima; solamente puedo sacar cosas positivas, tengo muchísimo por mejorar y es difícil hacer un análisis, siento que no pude competir al nivel que venía compitiendo”, reconoció el “Tanque”.

“No sentí nunca que pude entrar en el ritmo del partido, eso me pasó. Goffin jugó muy bien, muy intenso y yo no me encontré nunca, eso fue más que nada, también tuve chances de cerrar muchos games y no los cerré, después puntos casi ganados los perdí y se fue el partido bastante rápido”, añadió.

Sobre el futuro, el nacido en Arica sostuvo que “espero tomar buenas decisiones, agarrar un buen ritmo de competencia; hoy no tuve el orden que venía teniendo y con un rival así, que estuvo antes en un top ten y jugando torneos importantes, te pasa por encima. Siento que estoy motivado, esto es un torneo que me hubiese gustado jugar en mi mejor nivel, pero no se dio. Queda seguir y aprender de esto”.