Mosa: “Ruiz-Tagle llegó a la presidencia de forma irregular y eso a mí no me es indiferente”

El expresidente de Blanco y Negro insiste en que el exsecretario de Estado tomó el control de la concesionaria de forma irregular. Además habló sobre sus planes a futuro y sobre los espinosos recuerdos de su infancia.

A Aníbal Mosa lo sacaron de la presidencia de Blanco y Negro en abril, pero sigue siendo una figura con galones en Colo Colo. Es uno de los principales accionistas y una voz respetada por el plantel. Si bien no le gustan las entrevistas, no se muerde la lengua a la hora de lanzar críticas a sus adversarios políticos. Este sábado dijo tener sólo una gran preocupación en su cabeza.

“Lo único que me desvela hoy es tener una mesa que sea transparente (en la concesionaria Blanco y Negro) en cuanto a las personas que tengan que estar ahí, y colocar al equipo en el sitial que corresponde y no volver a repetir un año tan malo como el que tuvimos”, expresó en una entrevista con la revista Sábado.

Blanco y Negro está dividido en dos bandos. El nombramiento de Gabriel Ruiz Tagle como presidente de la concesionaria en el último abril avinagró aún más las relaciones. El empresario no ha dudado en apuntar sus dardos contra el exministro del Deporte. Incluso se filtró un audio en que lo llama “Chantagle”. Ahora reconoce que esa lucha le hace mal al club. 

“Bien no le estamos haciendo. Ruiz-Tagle llegó a la presidencia de forma irregular y eso a mí, como colocolino y como mayor accionista, no me es indiferente”, afirmó.

Se ha rumoreado con que planea volver a tomar el poder. El hasta hace poco presidente del Club Social y Deportivo, Fernando Monsalve, contó que el exmandamás de ByN había estado comprando acciones para recuperar la mayoría en la mesa.

“Me gustaría, pero no es lo que me desvela hoy. Soy un comerciante y los comerciantes saben cuándo esperar, saben cuándo vender y saben cuándo comprar”, aseguró.

En la entrevista, Mosa desveló el episodio más doloroso de su vida: la muerte de sus padres. Su madre murió en un accidente de tránsito. Poco después su padre falleció, también en un accidente automovilístico.

“Tuvimos que empastillarnos, ver doctores, terapeutas, inyecciones: fue terrible. Imagínate que cuando muere nuestro papá todavía no asimilábamos que estaba muerta la mamá. Entonces despiertas en la mañana pensando que esta cuestión es un sueño. Éramos chicos”, recordó.