Inter de Milán es sancionado con dos partidos a puertas cerradas por actos de racismo

Durante dicho partido, Kalidou Koulibaly fue objeto de gritos de mono en varias ocasiones, especialmente en el momento de su expulsión por una segunda tarjeta amarilla.

El Inter de Milán deberá disputar dos partidos a puerta cerrada como sanción por los cánticos racistas que fueron proferidos el miércoles contra el defensor senegalés del Napoli Kalidou Koulibaly y por otros “cánticos insultantes”, anunció este jueves la instancia disciplinaria de la Liga italiana de fútbol.

Durante dicho partido, ganado 1-0 por el Inter, Koulibaly fue objeto de gritos de mono en varias ocasiones, especialmente en el momento de su expulsión por una segunda tarjeta amarilla.

El Inter fue asimismo sancionado con el cierre parcial de la zona del estadio denominada Curva Norte, en la que se instalan los principales grupos de aficionados del club ‘nerazzurro’.

En su comunicado, la instancia disciplinaria de la Liga menciona “cánticos ofensivos de carácter racista (…) hacia Kalidou Koulibaly”, pero también “cánticos insultantes de carácter territorial” hacia los aficionados napolitanos.

El mismo comunicado precisa que Koulibaly será suspendido dos partidos tras su expulsión del miércoles, uno por acumulación de amarillas, y otro por “los aplausos irónicos” al árbitro.

El miércoles por la noche, Koulibaly fue objeto de gritos de mono en varias ocasiones en el transcurso del partido. Fue expulsado a un cuarto de hora del final por dos amarillas consecutivas, la primera por una falta y la segunda por aplaudir irónicamente al árbitro.

En ese momento el marcador era de 0-0 y el Nápoles acabó perdiendo 1-0.

Fallece hincha de Inter de Milán

El incidente de racismo no fue lo único que marcó el duelo entre Inter y Napoli. Un aficionado Nerazzurri falleció este jueves después de resultar lesionado en los enfrentamientos con los aficionados rivales.

“Después de haber sido derribado por un furgón antes del partido, fue ingresado en el hospital San Carlo. La larga operación a la que fue sometido no fue suficiente, sus lesiones eran muy graves”, escribe la agencia AGI.

Según los medios deportivos italianos, el incidente habría tenido lugar al término de una pelea entre aficionados del Napoli llegados al estadio en autobús y varios ‘tifosi’ milaneses armados con cadenas y martillos.

Varias decenas de personas habrían participado en la pelea. Cuatro aficionados napolitanos resultaron lesionados. Uno de ellos sufrió una puñalada, precisa la página de internet del periódico Corriere della Sera.