Fanáticos del Crossfit: ¿Cómo evitar lesiones?

El sistema de acondicionamiento físico cada vez tiene más adeptos, debido a que combina fuerza, potencia, resistencia y flexibilidad en sus distintos ejercicios.

Dentro de las alternativas para hacer ejercicio existe el CrossFit, el cual cada vez tiene más adeptos, debido a que combina fuerza, potencia, resistencia y flexibilidad en sus distintos ejercicios.

Antes de practicar cualquier tipo de deporte o actividad física sabemos que es necesario avanzar paso a paso siguiendo las instrucciones de un profesional del área específica e hidratarse adecuadamente durante las rutinas de ejercicio. En el caso del CrossFit, estamos hablando de un sistema de acondicionamiento físico que incluye ejercicios de alta intensidad. Por lo mismo, existe el riesgo de sufrir lesiones importantes si no se practica con cuidado.

Jaime Pantoja, académico de la carrera de Kinesiología de la U San Sebastián dice que este sistema de entrenamiento a intervalos y de alta intensidad “fue diseñado en un comienzo para preparar a individuos que requerían pasar desde un estado de reposo a uno de mayor actividad en poco tiempo. Por lo mismo, el ejercicio se programa para desarrollar una alta capacidad física y fuerza, además de mejorar la eficiencia de los movimientos funcionales”.

El docente precisa que “se combinan ejercicios de potencia y levantamiento de peso, acompañados de actividades de gimnasia donde se ocupan barras y aros entre otros implementos, además de hacer ejercicio aeróbico como trote o remo. Se trata de un entrenamiento de la alta intensidad en períodos cortos de tiempo y sin  descanso entremedio”.

Dentro de los beneficios del CrossFit está el hecho de que permite disminuir los porcentajes de grasa corporal, mejorar la composición corporal en sí y también los indicadores cardiovasculares como el consumo máximo de oxígeno, además de todo lo que está relacionado con la fuerza, potencia, flexibilidad y coordinación.

No obstante, el kinesiólogo afirma que la entrada a cualquier actividad física o deportiva tiene que ser escalonada ya que “si una persona viene integrándose recientemente a la práctica del CrossFit y empieza a exigirse a los niveles de otra que lleva seis meses o un año, lo más probable es que se va a lesionar, porque su cuerpo aún no está preparado para esa exigencia”.

Al considerar los riesgos, el académico explica que según algunos estudios realizados en Estados Unidos, “la tasa de lesiones no es mayor a la de otros deportes y alcanza aproximadamente 3,1 eventos cada mil horas de entrenamiento”.

Respecto a cuáles son las lesiones más comunes, el docente asegura que se manifiestan a nivel de la articulación del hombro, la columna lumbar y las rodillas.

Para prevenir estas lesiones, Pantoja señala que es importante “contar con entrenadores certificados que ayuden en el proceso, ya que ellos corrigen posturas durante la realización del ejercicio, lo que está asociado a una menor incidencia de lesiones”.

Además es necesario someterse a un chequeo médico antes de iniciar su práctica como ocurre con otras actividades deportivas y especialmente cuando se trata de personas sedentarias.

En cuanto a la práctica misma, el kinesiólogo indica que con la ayuda del instructor, la persona debe aprender a realizar un calentamiento previo y  “luego del proceso de entrenamiento, lograr que el cuerpo vuelva a sus niveles basales o de calma”.