La U jugaría la fase previa de la Copa Libertadores en Concepción

El motivo pasa por los arreglos que se realizarán en la cancha del Estadio Nacional durante ese mes y que se topará con el inicio del torneo internacional.

Universidad de Chile busca un reducto para hacer de local en la fase previa de Copa Libertadores 2019. Es que los azules no podrán usar el Estadio Nacional en febrero del próximo año, cuando dispute su llave por el paso a la fase grupal del torneo continental.

Según dio a conocer El Mercurio, el motivo pasa por los arreglos que se realizarán en la cancha durante ese mes y que se topará, por lo que la dirigencia ya piensa en otras opciones, siendo el Ester Roa Rebolledo de Concepción la primera chance.

“Podríamos incluso debutar en la Copa en Concepción”, reconocieron desde Azul Azul al matutino sobre la idea de ir al sur del país.

En tanto, Eric Tillería, administrador del recinto penquista, expresó: “Para mañana (hoy) está programada una reunión con gerentes del club (Eduardo Álamos y Felipe de Pablo) y el alcalde de Concepción (Álvaro Ortiz) para escuchar los requerimientos de la U. Quieren ser locales en el Ester Roa y habrá que ver cuántos partidos solicitarán, pues eso implica disponer de recursos importantes y de todo tipo”.

La otra opción sería el estadio Santa Laura, aunque el gran problema es el aforo, debido a que sólo se permiten 15 mil espectadores, mientras que en el coliseo de la región del Biobío lo harían con cerca de 30 mil personas. 

En caso de que se concrete el acuerdo con los penquistas, Azul Azul deberá pagar 72 millones de pesos por duelo jugado y dejar 100 UTM en garantía en caso de destrozos, según consignó el rotativo.

Consignar que esta no será la primera vez que la U salga de Ñuñoa para jugar duelos por la Copa Libertadores, pues en 2010 lo hizo en Santa Laura y en Coquimbo.