Arley Méndez: “Los que piensan que los inmigrantes vienen a perjudicar al país, se equivocan”

El pesista cubano nacionalizado chileno, Arley Méndez, fue premiado por el Comité Olímpico de Chile como el mejor deportista del 2018. "No nací aquí, pero siento este país como mi casa", expresó.

Otro año en que Arley Méndez es premiado, pues el pesista cubano nacionalizado chileno fue galardonado por el Comité Olímpico de Chile (COCh) como el mejor deportista del 2018. 

Tras la distinción del organismo, el atleta manifestó toda su comodidad en el país y expresó su nerviosismo: “No nací aquí, pero siento este país como mi casa. (…) No lo voy a negar, estaba nervioso. Algunos miran a huevo estos premios, disculpen el modismo, pero para mí es muy importante, es algo impresionante”. 

“Me siento muy feliz, qué más puedo decir. Este es uno de los mejores premios que entrega el COCh. Para mí es un honor que me entreguen el premio del mejor deportista del año, ya que uno realiza mucho esfuerzo para llegar a las competiciones, para estar excelente, para darlo todo por Chile, para tener mejor reconocimientos para el país. Entonces que se me valore y me entreguen este premio para mí es muy grande, y me dan ganas de seguir luchando para ser mejor cada día”, añadió.

Además, el multicampeón se refirió al polémico tema de la inmigración: “Nosotros como deportistas ya nos sentimos chilenos, es lo que dice mi pasaporte. Lo que pase en Chile yo lo vivo como uno más. Las medallas que gano son para Chile. Los que piensan que los inmigrantes vienen a perjudicar al país están equivocados”. 

El deportista, también, comentó un duro momento que tuvo en el año y que incluso pensó en dejar todo de lado: “Cuando uno tiene la mente caliente, mira las cosas de forma diferente. Cuando estaba jodido de la espalda lo quería tirar todo a la basura. Pensaba en por qué me pasa esto a mí. No sé si fue Dios o nací con esa dicha de salir adelante, de pasar las adversidades, de rodearme con personas buenas que me ayudaron a salir de ahí. Y bueno, dije: ‘Si Dios quiso que esté así, yo voy a elegir lo que va a ser mi destino. Voy a seguir entrenando, a seguir luchando'”.