Estadio Nacional tendrá gran inversión en remodelación para final de Libertadores 2019

El reducto de Ñuñoa será la sede de la primera final única del torneo continental, por lo que ya se preparan mejoras en diversos ítems.

Con el título de River Plate en la Copa Libertadores, tras vencer a Boca Juniors en el Santiago Bernabéu, el torneo continental dijo adiós a su tradicional final de ida y vuelta, y desde el 2019 se disputará una definición única, cuya sede será el Estadio Nacional de Chile. 

Por eso, se realizará una fuerte inversión para mejorar varios aspectos del reducto de Ñuñoa, que según El Mercurio será una cifra de US$5,2 millones. 

“El Nacional acaba de cumplir 80 años y es necesaria esta inversión. Más aún ante los grandes desafíos que se vienen, eventos de gran envergadura permitirán que Chile brille ante los ojos del mundo”, reconoció la ministra del Deporte, Pauline Kantor.

“Son arreglos que apuntan a mejorar la comodidad y experiencia de los espectadores y periodistas. Así comenzamos a sentar las bases para recibir los Panamericanos del 2023”, añadió la titular de la cartera.

Entre los arreglos estará la mantención, repintado y reemplazo de las butacas, el cambio de toda la calle circular que rodea el coliseo, con un gasto de 703 y 710 mil dólares, respectivamente.

A ello se sumará el cambio de todos los baños del recinto, la modernización de los camarines, la pintura exterior, un nuevo ascensor en el sector Pacífico y un tratamiento especial al pasto.