Stefano Magnasco: “En la UC no hemos flaqueado”

“Si la obtención del objetivo manda a un equipo al descenso es, de verdad, una pena, pero insisto, tenemos que velar por lo nuestro”, dijo el futbolista cruzado.

Universidad Católica necesita solo un punto frente a Temuco para coronarse campeón del fútbol chileno. El Pije, en cambio, se jugará su última oportunidad de permanecer en Primera División.

Para Stefano Magnasco, defensor cruzado que ha jugado por derecha y por izquierda esta temporada, es importante no empaparse del desespero de los sureños y hacer el fútbol que han mostrado hasta ahora. 

“Se piensa en eso. Son colegas de profesión y uno no le desea descender a nadie, pero tenemos que velar por nuestras metas. Si la obtención del objetivo manda a un equipo al descenso es, de verdad, una pena, pero insisto, tenemos que velar por lo nuestro”, dijo el futbolista de 26 años en diálogo con La Tercera.

El cuadro de la franja ha liderado el torneo de punta a punta. Sin embargo, su fútbol no ha satisfecho el paladar de varios hinchas y sectores de la prensa. “Estamos expuesto a todo eso. Es difícil gustarles a todos y que hablen muy bien de nosotros, porque también a Católica se le pide un poco y eso lo tenemos claro, pero siempre a lo nuestro, conscientes de que las críticas no nos lleguen, sabiendo, los que llevamos más tiempo acá, que en Católica se siente que nos pueden dar un poco más, porque es un club grande”, comentó el ex Groningen de Holanda.

Los fantasmas de torneos pasados sobrevolaron San Carlos de Apoquindo la fecha pasada. La Universidad de Chile y la U de Conce le respiraban en la nuca a los precordilleranos. Sufriendo, y con mucha angustia, lograron sacar adelante la tarea frente a O’Higgins, tal como lo han hecho en casi todos los partidos bravos de esta campaña, dejando en el olvido el mote de “arrugones”.

Veníamos cargando una mochila y hubo un tiempo en que era bien pesada, pero lo importante fue que llegó gente nueva, con ganas de triunfar, de dejar al club en lo más alto e ir tratando de sacar ese estigma que muchas veces tenía con Católica. Cada partido fue importante, pero el que queda es el más importante para coronar este año en que cada partido que hemos jugado, no hemos flaqueado”, dijo el jugador que busca su quinta corona con el elenco estudiantil.

Beñat San José llegó a principios de año para reemplazar a Mario Salas. El “Comandante” había perdido el rumbo luego de los títulos. El español ha construido un equipo sobrio, que no brilla, pero al que cuesta ganarle. “Es un gran técnico. Trabaja cada partido por separado. Sabe identificar bien las debilidades de cada rival para aprovecharlas. Es muy cercano al jugador, sabe cómo manejar el grupo, tiene siempre la palabra precisa y en el momento preciso. Es un entrenador que ha sido muy importante y eso se ve reflejado en nuestra regularidad en el torneo”, comentó Magnasco.