Tobar no se asusta por arbitrar el Boca-River: “Ningún estadio me intimida”

El juez chileno comenzó a palpitar la ida de la Superfinal de Copa Libertadores entre "xeneizes" y "millonarios" en el imponente recinto de La Bombonera.

Cada vez queda menos para la Superfinal de la Copa Libertadores que animarán Boca Juniors y River Plate, cuyo partido de ida (sábado 17:00 horas) en el estadio La Bombonera será arbitrado por el chileno Roberto Tobar. 

Y pese a tener la difícil tarea de dirigir en el imponente recinto de los “xeneizes”, el juez criollo dijo no temer a esa responsabilidad.

“Ningún estadio me intimida. Siempre uno trata de concentrarse y de focalizarse en el trabajo en sí del árbitro y, felizmente, no he tenido ninguna sensación que pueda decir que he sentido algún tipo de temor”, reconoció el colegiado en diálogo con La Tercera. 

“Todos sabemos que lo importante son los equipos, los jugadores. Nuestro trabajo es determinar situaciones de juego, impartir justicia. A eso vamos, para eso estamos concentrados. Es nuestro foco”, añadió.

Además, el referí nacional sostuvo: “En los primeros partidos importantes que uno dirige entra un poco el nerviosismo, pero después, con la experiencia que uno va adquiriendo, trata de hacer siempre lo mismo en todos: no variar la alimentación, hidratarse bastante, tener siempre el kinesiólogo de cabecera, como lo tengo yo, que es Sergio Padilla. Eso te va dando confianza”. 

Por último, dijo tener buenas expectativas sobre el trámite del compromiso: “Va a ser muy dinámico. Son dos equipos que juegan muy bien al fútbol, de mucha potencia. Será de muy buen juego. Ambos equipos tienen buen pie. La gente va a disfrutar. Lo importante es que el fútbol gane en este partido”.