Boxeador Tyson Fury confiesa que pensó en suicidarse durante su depresión

"Un día estaba en la autopista y llevé el coche a los 300 km/h, dirigiéndome hacia un puente. Todo me daba igual. Sólo quería morir, acabar con esta vida. Pero en el puente escuché una suave voz: 'No hagas eso Tyson, piensa en tus hijos, en tu familia, en tus niños y en tu niña, que van a crecer sin su padre'", señaló.

El boxeador británico Tyson Fury, antiguo campeón del mundo de los pesos pesados, confesó en entrevista que quiso “morir” durante la depresión que sufrió.

Fury confesó sus ideas suicidas en el ‘podcast’ The Joe Rogan Experience, presentado por el actor, comentarista deportivo y especialista en artes marciales Joe Rogan.

Empecé a tener ideas locas. En el verano de 2016 me compré un nuevo Ferrari. Un día estaba en la autopista y llevé el coche a los 300 km/h, dirigiéndome hacia un puente. Todo me daba igual. Sólo quería morir, acabar con esta vida. Pero en el puente escuché una suave voz: ‘No hagas eso Tyson, piensa en tus hijos, en tu familia, en tus niños y en tu niña, que van a crecer sin su padre’, explicó.

Según Fury, su travesía en el desierto comenzó cuando derrotó a Vladimir Klitschko en 2015 y se convirtió en campeón mundial de los pesados.

“Me desperté y me dije ‘¿por qué me despierto esta mañana?’ Y las ideas negras llegaron de un hombre que tenía todo; el dinero, la celebridad, la gloria, los títulos, una mujer y niños, lo tenía todo“, explicó.

Fury regresó al boxeo este año, tras una pausa de dos marcada por la depresión, el alcohol y una suspensión debido a un positivo por nandrolona y cocaína.

Tras ganar en junio al albanés Sefer Seferi, Fury competirá ante el estadounidense Deontay Wilder, campeón mundial de los pesos pesados del Consejo Mundial de Boxeo (WBC), el 1 de diciembre. En abril podría encontrarse con el británico Anthony Joshua, dominador de la máxima categoría.