Nicolás Jarry resignó una dura derrota en su debut en el ATP 500 de Basilea

La primera raqueta chilena comenzó de gran forma, pero terminó inclinándose ante el alemán Peter Gojowczyk, al que le había ganado los dos enfrentamientos previos. Con esto, el criollo sumó su segunda eliminación consecutiva en primera ronda.

Parecía que Nicolás Jarry (42° del mundo) volvía a los festejos en el circuito con una cómoda victoria después de su fea derrota en Amberes la semana pasada. Sin embargo, el chileno terminó resignando una dura derrota en su debut en el ATP 500 de Basilea, Suiza.

La primera raqueta nacional cayó frente al alemán Peter Gojowczyk (60°) por parciales de 1-6, 7-5 y 6-3 y se despidió por segunda semana consecutiva en primera ronda de un certamen. Además, se inclinó frente a un jugador al que ya le había ganado las dos veces que se enfrentaron este año: Hamburgo (arcilla) y el US Open (cancha dura).

El primer set fue un trámite para el “Príncipe”, pues tras aprovechar los errores de su rival consiguió dos rupturas para tomar ventaja. Pero el criollo no pudo mantener el ritmo y el germano subió su nivel. Entonces, el nieto de Jaime Fillol entregó el segundo episodio al sufrir un quiebre en el duodécimo game.

En el capítulo decisivo, ambos mantuvieron su servicio hasta que la “Torre” no pudo sostener en el octavo game y el teutón sólo tuvo que mantener el suyo para abrochar el partido en una hora y 38 minutos.

Con esta caída, Jarry ahora participaría en las clasificaciones del Masters 1000 de Paris-Bercy, Francia, el último torneo de su destacada primera temporada en la élite, aunque podría ingresar de manera directa si es que se bajan algunos jugadores.