Golfista dejó accidentalmente tuerta a una espectadora: “Fue uno de los peores días de mi vida”

La francesa Corine Remande, de 49 años, perdió la visión en su ojo derecho tras resultar golpeada por una bola lanzada por Brooks Koepka durante la jornada inaugural de la Ryder Cup.

Para el golfista estadounidense Brooks Koepka, saber que la espectadora que resultó herida por una bola lanzada por él, durante la Ryder Cup el pasado fin de semana en Francia ha perdido la visión en un ojo, significa “probablemente uno de los peores días de (su) vida”, declaró este miércoles.

“Ayer fue probablemente uno de los peores días de mi vida“, anunció el golfista en una conferencia de prensa antes del torneo Alfred Dunhill Links Championship, en Escocia.

La francesa Corine Remande, de 49 años, ha perdido la visión en su ojo derecho tras resultar golpeada por una bola lanzada por Koepka durante la jornada inaugural de la Ryder Cup, el viernes en el campo Le Golf National, cerca de París.

El martes presentó una demanda en Lyon por “lesiones involuntarias e incumplimiento de las reglas de seguridad” contra los organizadores de esta competición que opone cada dos años a los mejores golfistas europeos y estadounidenses.

Remande reprocha a la organización que nadie lanzó un grito de alerta cuando se vio que la pelota se dirigía hacia una zona de espectadores y que nadie se ha puesto en contacto con ella una vez fue evacuada del campo con el ojo ensangrentado camino del hospital.

“No sabía nada antes de mi llegada aquí. No soy el más activo en las redes sociales, por lo que cuando he llegado aquí y vi que tenía como siete llamadas perdidas y 25 mensajes me he preguntado: ‘¿Qué está pasando?’ Y después me han anunciado la noticia y por supuesto se me ha roto el corazón“, añadió Koepka.

El golfista precisó que se ha contactado con la familia de Corine Remande para transmitirle su apoyo y simpatía.

Los organizadores de la Ryder Cup han declarado por su parte que continuarán “aportando nuestro apoyo” a la víctima, pero precisaron que se lanzó un aviso a los espectadores.